Bin Salmán destaca que "palestinos e israelíes tienen derecho a tener su propia tierra" y a vivir en paz

Mohamed bin Salman
REUTERS / HANDOUT . - Archivo
Publicado 03/04/2018 4:47:57CET

El príncipe heredero saudí asegura que el líder supremo iraní es peor que Hitler

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, ha expresado este lunes que "cada persona, en cualquier lugar, tiene derecho a vivir en una nación pacífica" y ha destacado que "tanto los palestinos como los israelíes tienen derecho a tener su propia tierra".

En una entrevista a la revista estadounidense 'The Atlantic', Bin Salmán, que ha recalcado que el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jomenei, es peor que Hitler, ha instado a llegar a un "acuerdo de paz para garantizar la estabilidad para todos y establecer relaciones normales".

La mayoría de los líderes árabes han hablado en varias ocasiones de la realidad de la existencia de Israel, pero no han hecho alusión a ningún tipo de "derecho" a la tierra por parte de los israelíes. Durante la entrevista, el príncipe saudí ha dividido Oriente Próximo en dos bloques: el que ha llamado "el triángulo del mal", formado por Irán, Hermanos Musulmanes y los grupos terroristas suníes, y la alianza de "estados moderados", entre los que se encuentran Jordania, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Omán.

"En este triángulo están intentando transmitir la idea de que nuestro deber como musulmanes es restablecer el califato y su mentalidad, la mentalidad de la gloria del Islam reside en construir un imperio mediante la fuerza", ha explicado.

"Pero Dios no nos ha pedido que hagamos eso y el Profeta no nos lo ha pedido tampoco. Lo único que se nos ha pedido es que expandamos la palabra, y esa misión ha sido llevada a cabo. Hoy en día cada ser humano tiene derecho para elegir sus propias creencias. En cada país es posible comprar libro religiosos. El mensaje ha sido transmitido. No tenemos el deber de seguir luchando por expandir el Islam", ha aclarado en relación con la ideología de grupos como Estado Islámico.

En este sentido, ha indicado que "en el triángulo del mal quieren manipular a los musulmanes, les dicen que su deber como musulmanes y su dignidad requiere del establecimiento de un imperio musulmán". "El Islam es una religión de paz. Esa es la traducción del Islam. Dios, en el Islam, nos da la responsabilidad de creer y hacer buenas cosas", ha manifestado.

Sobre las objeciones religiosas que puede plantear el reconocimiento del derecho de los israeliés a tener su propia nación, Bin Salmán ha indicado que "existen objeciones religiosas sobre el futuro de la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén y sobre los derechos de los palestinos". "Esto es lo que tenemos. No tenemos ninguna otra objeción sobre otras personas", ha aclarado.

"Nuestro país no tiene un problema con los judíos. El Profeta se casó con una mujer judía. Sus vecinos eran judíos. Encontrarás a muchos judíos en Arabia Saudí que vienen de Estados Unidos y Europa. No existen problemas entre cristianos, musulmanes y judíos, sólo problemas normales como en todas partes", ha argüido.

Por otra parte, Bin Salmán ha aseverado que Riad volvería a financiar a movimientos similares a Hermanos Musulmanes en Arabia Saudí si fuera necesario "para luchar contra la expansión del comunismo", tal y como hizo el país a finales de los años 70 durante la Guerra Fría.

"Lo volveríamos a hacer porque nos enfrentábamos a un peligro mucho mayor que era el del comunismo. Después tuvimos que ver cómo lidiar con Hermanos Musulmanes. Recuerda, uno de los presidentes de Estados Unidos los llamó luchadores por la paz", ha afirmado.

JAMENEI HACE QUE HITLER PAREZCA BUENO

El príncipe heredero ha indicado que Jamenei "hace que Hitler parezca bueno" ya que "Hitler no hizo lo que está haciendo el líder supremo de Irán". "Hitler intentó conquistar Europa. El líder supremo iraní está intentando conquistar el mundo entero", ha aseverado.

"Se cree que el mundo es suyo. Los dos son demonios. Él es el Hitler de Oriente Próximo. En los años 20 y 30 nadie veía a Hitler como un peligro. Sólo unos pocos. Hasta que pasó. No queremos ver lo que pasó en Europa en nuestra región. Queremos que se detengan los movimientos políticos, económicos y de Inteligencia. Queremos evitar la guerra", ha destacado.

Asimismo, el heredero al trono saudí ha asegurado que Riad no tiene problema alguno con los chiíes. "Tenemos un problema con la ideología del régimen de Irán. Nuestro problema es que no creemos que tengan el derecho a interferir en nuestros propios asuntos", ha añadido.

Bin Salmán también ha abordado otros temas como la igualdad entre hombres y mujeres, la que ha asegurado defender, y la intervención de la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen, donde asegura que "apoya al gobierno legítimo para que logre estabilidad y poder así ayudar en última instancia a la población yemení".

"En nuestra religión no hay diferencia entre hombres y mujeres. Hay deberes para ambos. Hay formas distintas de igualdad. En el Gobierno saudí las mujeres cobran lo mismo que los hombres. No queremos tratos diferenciados para personas distintas", ha continuado.