Birmania investiga el supuesto encubrimiento de la muerte de dos rohingya bajo custodia policial

 

Birmania investiga el supuesto encubrimiento de la muerte de dos rohingya bajo custodia policial

Un Polícía birmano patrulla la frontera del estado de Rajine con Bangladesh
SOE ZEYA TUN / REUTERS
Publicado 21/02/2017 19:03:38CET

RANGÚN, 21 Feb. (Reuters/EP) -

El Ministerio del Interior de Birmania ha puesto en marcha una investigación sobre un supuesto caso de encubrimiento de la muerte de dos musulmanes rohingya mientras se encontraban bajo custodia policial en la frontera del estado de Rajine, de acuerdo con un documento policial al que ha tenido acceso la agencia de noticias Reuters.

Si el documento resulta verídico, sería la primera vez que las fuerzas de seguridad admiten que se han podido producir abusos por parte de sus agentes en el estado de Rajine contra la minoría musulmana roghinya.

Al ser contactado por Reuters, el Ministerio del Interior del Gobierno birmano ha negado que se esté llevando a cabo ninguna investigación sobre el tema. No obstante, el comandante de la Policía de Guardia Fronteriza (BGP, por sus siglas en inglés), ha reconocido que el incidente sí tuvo lugar.

De acuerdo con una fuente cercana al Ministerio, el documento al que ha tenido Reuters es completamente auténtico. Por otro lado, ha asegurado que no se trata de un caso aislado, sino que las autoridades están llevando a cabo varias investigaciones sobre hechos similares.

El Ministerio del Interior en Birmania supervisa a la Policía Nacional, dentro de la cual se sitúa la BGP. El Ministerio esta a su vez liderado por un general del Ejército que cuenta con amplia influencia dentro de mismo.

Birmania cada vez tiene que hacer frente a más presión por parte de la comunidad internacional para que ponga fin a los abusos y la violencia en el estado de Rajine.

Hace dos semanas, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Zeid Raad al Husein, acusó sin paliativos al Ejército de Birmania de cometer "espantosas atrocidades" contra la población rohingya, desde violaciones en masa hasta la ejecución de bebés, alegando que la campaña militar podría tratarse sencillamente de un "crimen contra la Humanidad".

Alrededor de 1,1 millones de rohingya viven en el norte de Birmania, en condiciones muy similares al Apartheid que sufrieron los negros en Sudáfrica. La inmensa mayoría de los birmanos son budistas y de la etnia burma, por lo que consideran que los rohingya, que profesan la fe musulmana, son inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh, a pesar de que son un colectivo originario de Rajine.

La líder del Gobierno birmano y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, ha sido muy criticada por sus aliados occidentales por su silencio ante las acusaciones contra el Ejército, lo que ha estropeado su imagen a nivel internacional tras años luchando pacíficamente desde la oposición contra la junta militar que gobernaba Birmania.

De acuerdo con los expertos, si Suu Kyi alza la voz y se posiciona en contra del Ejército, la transición democrática de Birmania podría verse amenazada.

"NO ESTÁN DICIENDO LA VERDAD"

El informe policial al que ha tenido acceso Reuters fue redactado por una unidad de la BGP en el norte de Rajine. De acuerdo con el documento, dos hombres pertenecientes a la minoría rohingya fueron arrestados el 18 de octubre para ser interrogados, bajo la sospecha de que estaban ayudando a milicianos insurgentes en la región.

Ambos hombres perdieron la vida mientras se encontraban bajo la custodia de la Policía, que no especifica en ningún momento la causa de la muerte. En vez de informar sobre las muertes de los dos hombres, los agentes implicados en la muerte aseguraron que los dos detenidos habían sido trasladados a otro centro de detención.

Thura San Lwin, jefe de la BGP en el distrito de Maungdaw, ha asegurado que el documento ha sido presentado ante sus superiores en la capital, Rangún. "Estamos llevando a cabo acciones para castigar a todos aquellos que hayan mentido en sus informes. No les vamos a perdonar", ha garantizado.

Por el contrario, el portavoz del Ministerio del Interior, el coronel Myo Thu Soe, ha negado por completo que ningún agente de la BGP haya intentado encubrir la muerte de detenidos. Según Thu Soe, eran padre e hijo y murieron de asma de camino al hospital durante la jornada del 18 de octubre.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies