Los monjes budistas continúan manifestandose contra la Junta Militar por toda Birmania

Actualizado 19/09/2007 13:27:15 CET

RAGÚN, 19 Sep. (EP/AP) -

Miles de monjes budistas continuaron hoy marchando por toda Birmania desafiando a la Junta militar en la que ya es la mayor ola de protestas y manifestaciones de la última década, sin que se haya informado de ningún enfrentamiento.

Cerca de 500 monjes encontraron cerradas las puertas de la pagoda de Shwedagon, el templo dorado que domina desde una colina la ciudad de Rangún, la más grande del país, tras lo cual comenzaron a marchar a través de las calles seguidos por cientos de transeúntes y funcionarios de seguridad vestidos de civiles.

La marcha de Rangún y las manifestaciones en otras ciudades durante el día de hoy denuncian principalmente la política económica del Gobierno. Desde el 19 de agosto, los grupos pro democracia primero, y después los monjes budistas, han estado organizando manifestaciones para protestar por la decisión del Gobierno de subir el precio del combustible un 500 por cien, tras lo cual los simpatizantes de la Junta participaron en palizas a los activistas y las autoridades arrestaron a decenas de ellos.

En la ciudad de Mandalay se reunieron también para manifestarse más de 1.000 monjes mientras que otros 100 organizaron una marcha pacífica en el suburbio de Ahlone, en Rangún. Cerca de un centenar de clérigos budistas de monasterios de la ciudad de Okkalapa del Sur, se trasladaron a los suburbios del norte de esta misma ciudad para manifestarse durante esta mañana, tras lo cual regresaron sin incidentes a sus templos.

"Los monjes dicen a la población que no tomen parte en las protestas. Les dicen a los que les ven que eso es asunto de los monjes y que ellos se ocuparan", comentó un testigo, que pidió permanecer bajo condición de anonimato. Otros testigos indicaron que más de mil monjes de varios monasterios se juntaron en Maha Myat Muni, la pagoda más reverenciada de la segunda ciudad de Birmania, Mandalay.

No han informado de intervenciones por parte de la Junta militar, la cual ayer reconoció que las autoridades habían usado gas lacrimógeno y disparos de advertencia para intentar dispersar a los manifestantes en Sittwe, capital del estado de Rajine, en el oeste del país.

El clero budista birmano, también conocido como burmas, desempeñó en tiempos antiguos un papel central como asesor y guía de la política nacional en las cortes reales. Cuando Birmania pasó a ser colonia británica, los monjes estuvieron a la vanguardia del movimiento contra el imperialismo occidental y después contra la dictadura militar.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies