Un bloque de parlamentarios cercanos a Correa abandonan Alianza PAIS, siguiendo los pasos del expresidente

Rafael Correa
REUTERS / STRINGER .
Publicado 17/01/2018 8:30:39CET

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El bloque de parlamentarios ecuatorianos cercanos al expresidente Rafael Correa ha anunciado este martes su decisión de desafiliarse del partido Alianza PAIS, horas después de que el exmandatario abandonara el partido que fundó.

Correa ha presentado este mismo martes su solicitud de baja de la formación gobernante en el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Babahoyo, tras lo que le han seguido otros 28 miembros de Alianza PAIS que forman parte de la corriente 'correísta'.

"Esta tarde vamos a hacer la presentación de nuestras desafiliaciones ante el CNE porque con nuestra presencia no vamos a avalar ilegalidades que se han cometido en las funciones del Estado, especialmente en la función electoral", ha dicho la parlamentaria Gabriela Rivadeneira.

Asimismo, ha desvelado que pedirán al CNE los formularios para iniciar la recopilación de firmas para inscribirse en el nuevo partido de Correa, Revolución Ciudadana (RC), según ha informado la agencia estatal ecuatoriana de noticias, Andes.

"Eso no nos quita el sueño en este momento. Estamos concentrados en la campaña territorial hacia el 4 de febrero y esa es la prioridad de quienes somos militantes de la RC", ha remachado.

La decisión de Correa y los parlamentarios 'correístas' ha llegado un día después de que el Tribunal Contencioso Electoral (CTE) fallara a favor de mantener a la nueva cúpula de Alianza PAIS, integrada totalmente por aliados del actual mandatario, Lenín Moreno.

Correa ha calificado de "ilegal" el proceso que le ha llevado a perder el control de su propio partido y ha ratificado: "Podrán quedarse con el nombre, con las sedes, con el casillero de AP (en las papeletas electorales), pero las convicciones, el pueblo, la revolución y el futuro están con nosotros".

El periódico ecuatoriano 'El Universo' ha informado de que el CNE se reunirá este mismo martes para decidir sobre la petición para crear Revolución Ciudadana, nombre con el que Correa se refiere a su década en el poder (2007-2017).

La escisión en Alianza PAIS hace oficial la ruptura que se ha gestado desde el pasado 24 de mayo, cuando Correa entregó la vara de mando a Moreno, su delfín político. Los otrora aliados han ido aumentando sus diferencias hasta reconocerse como adversario políticos.

Uno de los detonantes fue el caso del ya exvicepresidente Jorge Glas. Compitió junto a Moreno en las elecciones presidenciales del año pasado pero el nuevo inquilino de Carondelet le defenestró por su implicación en el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, por el que finalmente ha sido condenado a seis años de cárcel.

Glas fue un estrecho aliado de Correa, por lo que la ofensiva que --según el antiguo 'número dos'-- ha lanzado en su contra el Gobierno de Moreno ha sido interpretada como un ataque contra el Ejecutivo anterior por sus presuntas corruptelas.