El empresario cementero Doria Medina asegura, tras votar, que no atribuirá su derrota al "fraude electoral"

Actualizado 06/12/2009 18:39:59 CET

LA PAZ, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato de la Alianza por el Consenso y la Unidad Nacional, el empresario cementero Samuel Doria Medina, aseguró este domingo, tras depositar su voto en un colegio electoral de La Paz, que no atribuirá su posible derrota en las urnas al "fraude electoral".

"Ahora les toca a los bolivianos emitir su voto y creo que ahora lo importante es que todos asistan, que no dejen a último momento para ir a dejar su voto, que hagan escuchar su voz", explicó Doria Medina en declaraciones a la prensa, difundidas por la radio FM Bolivia.

El candidato opositor subrayó su confianza en el trabajo de la Corte Nacional Electoral, motivo por el cual aseguró estar tranquilo en esta jornada electoral en la que podrán participar un total de 5,13 millones de bolivianos inscritos, incluidos unos 170.000 que residen en el extranjero y por primera vez podrán ejercer su derecho al sufragio.

Un reciente sondeo elaborado por la consultora Equipos Mori, otorga a Morales una victoria con el 52,6 por ciento de los votos, frente al 21,1 por ciento que atribuyen al ex prefecto de Cochabamba del Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN), Manfred Reyes Villa, y el 8,6 por ciento que podría cosechar el líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina.

El hecho de que las encuestas no incluyan la intención de voto de los otros cuatro candidatos presidenciales que se presentan, incluida una mujer, anticipan que no tienen nada que hacer en los comicios.

Además de presidente y vicepresidente, los bolivianos deberán elegir este domingo a los 166 miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional, nombre que adoptara el Congreso bicameral en 2010, al tiempo que los departamentos andinos de La Paz, Oruro, Cochabamba, Potosí y Chuquisaca, la provincia rica en gas de Gran Chaco, así como una decena de municipios indígenas celebrarán referendos autonómicos.