El Gobierno boliviano retomará a partir de mañana la negociación con las petroleras extranjeras

Actualizado 27/08/2006 16:49:53 CET

LA PAZ, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano retomará a partir de mañana las negociaciones con las empresas petroleras para la adecuación a los nuevos contratos ya que, cuatro meses después de que el presidente, Evo Morales, anunciara la nacionalización de los hidrocarburos, aún no se ha llegado a acuerdos con ninguna de las empresas afectadas.

Según informó ayer el ministro de Hidrocarburos, Andrés Soliz, y hoy recoge la prensa local, el equipo negociador que se ha conformado para acelerar este proceso definirá el calendario de las reuniones con las cerca de 20 empresas petroleras que operan en Bolivia, entre las que se cuentan Repsol, Petrobras, Total y British Petroleum. El plazo para la firma de los nuevos contratos vence el 1 de noviembre.

Morales firmó el pasado 1 de mayo el decreto de nacionalización de los hidrocarburos, el punto clave del programa electoral con el que ganó las presidenciales, que prevé que el 82% de los ingresos generados por la extracción de hidrocarburos sean para el Estado.

En los últimos días proceso de nacionalización estaba en peligro, por falta de capitalización y por escándalos en el seno de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Además, la auditorías que debían realizarse en los campos petrolíferos de las empresas, entre ellas Repsol, están paralizadas.

Las palabras de Soliz llegan después de que se conociera que será el vicepresidente, Alvaro García Linera, quien se encargará personalmente de la negociación con las petroleras extranjeras para actualizar sus contratos a la Ley de Hidrocarburos.

Hasta el momento las negociaciones estaban en manos de Soliz, pero tras conocerse varios escándalos en YPFB -- que podrían llevar a que Soliz sea censurado en el Senado-- Morales ha optado por García Linera para ocuparse personalmente del tema.

Así lo aseguraron fuentes oficiales consultadas por Europa Press, quienes precisaron que el vicepresidente de la República es el "interlocutor" ante los gobiernos de Brasil, Argentina, España y Estados Unidos, y que también se hará cargo personalmente de las negociaciones para fijar el precio del gas a Brasil y Argentina.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies