'Lula' considera que el proceso de nacionalización amenaza la integración económica de Latinoamérica

 

'Lula' considera que el proceso de nacionalización amenaza la integración económica de Latinoamérica

Actualizado 10/05/2006 5:52:00 CET

BRASILIA, 10 May. (EP/AP) -

El presidente Luiz Inacio Lula da Silva expresó claramente su disconformidad ante su colega Evo Morales con la forma "abrupta" en que se condujo la nacionalización del gas boliviano y ante el mandatario Hugo Chávez por presencia de técnicos petroleros venezolanos en el vecino país y consideró que esa presencia podría estimular acciones que pondrían en peligro la integración latinoamericana, reveló el martes el ministro de Asuntos Exteriores Celso Amorím.

Pero la disconformidad expresada la pasada semana en la reunión de los tres presidentes y su colega argentino Néstor Kirchner fue confinada a un nivel privado para evitar que Bolivia radicalizase posiciones.

"Fue una conversación franca. Con Cuestiones como esa es natural que entre estados que se respetan, si usted tiene una necesidad política, si tiene una determinación, se avisa antes, se conversa, cómo es que que se van a discutir cuestiones de precios, se confía. En fin, la manera abrupta como ocurrió fue ciertamente uno de los aspectos que el presidente Lula mencionó", dijo Amorím al revelar la reacción brasileaña expresada a Morales en la ciudad fronteriza de Puerto Iguazú la pasada semana.

Según Amorim, Lula había manifestado días antes a Chavez que, "basado en las noticias que recibía, la presencia de funcionarios de Petróleos de Venezuela actuando en Bolivia podía ser un estímulo para algún tipo de actitudes, porque Bolivia no tiene condiciones técnicas inmediatas para operar esas infraestructura. El presidente Lula fue muy franco y dijo a Chávez que eso ponía en duda la propia integración latinoamericana".

Amorím dijo que había sido testigo de esa conversación, pero que se abstenía de ofrecer detalles.

El ministro fue interpelado por la Comisión de Relaciones Exteriores del senado horas antes de las negociaciones sobre precios del gas natural que compra Brasil e indemnización a su empresa Petrobrás que deben iniciarse el miércoles en La Paz entre las empresas petroleras de los dos países.

Amorím dijo que las negociaciones serán "largas y difíciles" pero que alcanzarán resultados mutuamente convenientes en la medida en que prevalezca la racionalidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies