Zapatero da por hecho que hablará con Morales en Viena y subraya la vía del diálogo

 

Zapatero da por hecho que hablará con Morales en Viena y subraya la vía del diálogo

Actualizado 10/05/2006 16:49:32 CET

Dice que las empresas españolas deben contribuir al progreso y desarrollo de Latinoamérica siendo "sensibles" a las circunstancias de cada país

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dio por hecho esta tarde que hablará con el presidente boliviano, Evo Morales, durante la Cumbre de la Unión Europea-América Latina y Caribe que mañana se inicia en Viena, al tiempo que subrayó la vía del diálogo "político, diplomático y económico" con La Paz para abordar los efectos de la nacionalización de hidrocarburos decretada por el mandatario andino el pasado 1 de mayo.

Zapatero dejó claro --en rueda de prensa con la presidenta chilena, Michelle Bachelet-- que hablará "con la mayoría, por no decir con todos" de los mandatarios iberoamericanos que viajen a la capital austríaca, precisando que estas conversaciones serán "con distinto alcance y con distinto tiempo" en función del interlocutor que sea.

Asimismo, señaló que la posición española será "por supuesto" la defensa de las empresas de nuestro país "a través del método que hay que hacerlo con un amigo y de la Comunidad Iberoamericana (en referencia a Bolivia), como es el diálogo político, diplomático y económico".

El jefe del Ejecutivo defendió la acción gubernamental desde el inicio de la crisis hace diez días. "El Gobierno ha estado trabajando desde el primer momento en el que se conoció el decreto de nacionalización de los hidrocarburos por parte del Gobierno boliviano. Ha habido una delegación al más alto nivel que ha estado allí. Ha visto a todos los responsables del Gobierno boliviano para establecer un marco de relación directa bilateral de negociación en el período de tiempo que se ha establecido, por supuesto contando con lo que representa los intereses y objetivos de Repsol", precisó.

Ese diálogo y negociación, puntualizó Zapatero, "va a llevar un tiempo" en un momento de "cambios" en el continente latinoamericano "fruto en buena medida de procesos electorales dilatados". En su opinión, Iberoamérica tiene dos grandes objetivos: fortalecer la democracia y reducir las desigualdades sociales.

"Lo segundo dependerá mucho de lo primero. Desde el punto de vista de lo que representa su capacidad de relación con Europa, con España, todo lo que sea fomentar la integración latinoamericana, la integración regional desde el punto de vista económico, energético y político será el camino adecuado y necesario", indicó.

En este sentido, recordó que las empresas españolas tienen importantes inversiones en Latinoamérica y que esta presencia es una apuesta "para hoy y para mañana de futuro", al tiempo que subrayó que las compañías españolas "están lógicamente para hacer las cosas bien, para tener beneficios y también para contribuir al progreso, al desarrollo y ser sensibles a las diferentes circunstancias que puedan vivir unos u otros países".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies