La bomba que mató a la periodista maltesa Caruana Galizia habría sido activada por control remoto

Homenaje a Daphne Caruana Galizia
REUTERS / DARRIN ZAMMIT LUPI
Publicado 19/10/2017 21:09:56CET

LA VALETA, 19 Oct. (Reuters/EP) -

La Policía de Malta sospecha que la bomba que mató esta semana a la periodista de investigación Daphne Caruana Galizia, una conocida bloguera crítica con el actual Gobierno, estaba adosada a su coche y fue activada por control remoto, si bien por el momento no se ha facilitado información alguna sobre la autoría del crimen.

El asesinato ha sacudido la isla y el primer ministro, Joseph Muscat, ha ofrecido una recompensa a cambio de pistas para resolver el caso. Los tres hijos de la periodista, sin embargo, han rechazado la oferta y han reclamado la dimisión de Muscat por el primer ataque de este tipo desde la independencia de Malta en 1964.

Una portavoz del Gobierno maltés ha revelado este jueves algunos de los pocos detalles que han trascendido. "Las pruebas nos llevan a pensar que la bomba estaba colocada bajo el coche y fue detonada por control remoto", ha explicado, a falta de que los expertos internacionales averigüen con qué teléfono móvil habría sido activada.

El comisario de la Policía, Lawrence Cutajar, ha explicado en rueda de prensa que todavía no se ha realizado ningún arresto y ha considerado prematuro especular sobre posibles motivos para el crimen. Tampoco ha querido confirmar si, para elaborar la bomba, se utilizaron explosivos Semtex, como ha llegado a publicarse.

Los ecos de este caso han llegado a Bruselas, hasta donde ha viajado Muscat este jueves para participar en la reunión del Consejo. A su llegada a la cumbre, el primer ministro ha negado que haya creado un "estado mafioso" en Malta, refugio para un gran número de empresas del sector financiero y del juego.

Caruana Galizia no escatimaba críticas en su blog contra Muscat, su esposa y algunos de sus asesores más cercanos, acusándolos de tener cuentas en el extranjero para ocultar supuestas ganancias obtenidas de forma ilícita. Los señalados negaron estas acusaciones y Muscat incluso había denunciado a la periodista por difamación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies