Boris Johnson asegura que la expulsión de diplomáticos rusos es una muestra de la frustración internacional con Moscú

Boris Johnson
REUTERS / HANNAH MCKAY - Archivo
Actualizado 27/03/2018 10:26:45 CET

Dieciséis países de la UE, incluidos Alemania, Francia y España, expulsan a diplomáticos rusos 

Estados Unidos expulsa a 60 diplomáticos rusos por el ataque al exespía Skripal 

Rusia atribuye el ataque a Skripal a "fuerzas poderosas" en EEUU y Reino Unido 

LONDRES, 27 Mar. (Reuters/EP) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, ha asegurado este lunes que la expulsión de diplomáticos rusos por parte de más de una quincena de países tras el ataque contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia supone una muestra de la frustración de la comunidad internacional con Moscú.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión BBC, Johnson ha indicado que los aliados de Reino Unido no tienen ningún tipo de problema con el pueblo ruso sino con su presidente, Vladimir Putin, y su Administración.

"El motivo por el que se han producido las expulsiones es porque se han dado cuenta de que esto puede suceder en sus propios pueblos y ciudades", ha aseverado Johnson. "De repente se han dado cuenta de que esto puede ser una nueva forma de amenaza y de que Rusia se ha estado comportando de manera temeraria", ha añadido.

Reino Unido ha expulsado a 23 diplomáticos en represalia por el ataque con un agente neurotóxico perpetrado el 4 de marzo, del que culpa a las autoridades rusas. Moscú ha rechazado las acusaciones de Londres.

"Para muchos gobiernos lo que ha sucedido en Salisbury ha supuesto la cristalización de sus propias frustraciones, de sus propias decepciones con el comportamiento del Estado ruso", ha aseverado Johnson.

En este sentido, ha rechazado la sugerencia de que las medidas tomadas puedan llevar a una nueva Guerra Fría con Rusia. "Es muy importante destacar que no tenemos un problema con los rusos, ni con su cultura, ni con su civilización. Nuestra pelea es con el Kremlin", ha explicado.

"El objetivo de esta acción colectiva es poner sobre la mesa las dudas y miedos que tenemos en relación con la Administración rusa", ha continuado Johnson.