Boris Johnson sale reforzado como posible sucesor de Cameron tras el 'sí' al 'Brexit'

David Cameron y Boris Johnson
TOBY MELVILLE / REUTERS
Publicado 24/06/2016 19:35:12CET

LONDRES, 24 Jun. (Reuters/EP) -

La derrota de la opción por la permanencia en la UE que defendía el primer ministro y líder conservador David Cameron ha situado en una posición de fuerza inédita al exalcalde de Londres Boris Johnson, aspirante a suceder a Cameron tanto al frente del Partido Conservador como al frente del Gobierno.

Johnson, compañero de clase de Cameron, se convirtió en la figura más emblemática de la campaña a favor de la salida de la UE y se ha posicionado así de forma casi natural en contra de Cameron. Sin embargo, ahora Johnson deberá convencer a los diputados conservadores de que apoyen su candidatura a primer ministro y, aún más difícil si cabe, a la militancia del Partido Conservador frente a su reputación de ser un político que cambia frecuentemente de opinión y que dice a la audiencia siempre lo que quiere oír.

Todo comenzó en febrero, cuando Johnson apoyó públicamente la opción del 'Brexit' y eclipsó así a líderes más radicales como el presidente del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP, por sus siglas en inglés), Nigel Farage. En un primer momento se especuló con que se trataba de un movimiento calculado para derribar a Cameron, pero poco a poco se fue ganando la credibilidad como líder de la campaña por el 'Brexit'.

El movimiento sorprendió incluso a Cameron, quien pensaba que podría atraer a su excompañero de clase en Eton y Oxford al bando de la continuidad en la UE e incluso especulaba con incluirle en el Gobierno si hubiera hecho campaña junto a él.

Ahora los politólogos sostienen que Cameron hubiera obtenido una fácil victoria en el referéndum si hubiese contado con la popularidad de Johnson, como ya hizo en 2008 y 2016 para justificar el apoyo del Partido Conservador a los derechos de los homosexuales y en el ámbito de inmigración.

Cameron ha anunciado que dejará el cargo en octubre, un tiempo que servirá para gestionar la sucesión en el Partido Conservador. Sin embargo, el ala más derechista del partido está en alza y cuestiona la intención de Cameron de que su legado sea el de un líder "modernizador" y podría acabar con la más que probable intención del 'premier' de situar al ministro de Finanzas, George Osborne, como sucesor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies