El Ejército brasileño desplega más de 500 soldados en barrios marginales de Río de Janeiro

Actualizado 04/03/2006 20:28:10 CET

RIO DE JANEIRO, 4 Mar. (EP/AP) -

El Ejército brasileño desplegó hoy más de 500 soldados en los barrios marginales de Río de Janeiro con el objetivo de recuperar armas robadas ayer de sus cuarteles, informaron las autoridades.

Los soldados entraron en varias favelas en busca de 10 fusiles automáticos y una pistola del calibre 9mm sustraídos anoche por hombres disfrazados de soldados.

La operación se concentró en las barriada Alemao en la parte norte de Río de Janeiro, explicó Eliane Dornelles, portavoz de la secretaría de seguridad pública de Río.

El Ejército se valió de camiones, helicópteros y vehículos blindados para apoyar su incursión en busca de pistas sobre el robo. Un centenar de policías también participó en la operación, dijeron las autoridades.

Se desconoce si los sospechosos fueron identificados. Hasta la tarde del sábado no se había hallado ninguna arma y nadie había sido detenido, informó la Policía.

Las autoridades dijeron ayer que no descartaban la posibilidad de que el robo hubiese sido organizado por alguien allegado al Ejército. Fernando Lemos, portavoz del Ejército, dijo a los medios que los ladrones conocían "muy bien la distribución del cuartel".

Siete hombres, que llevaban traje de fajina y pasamontañas, redujeron a los tres guardias y allanaron una sección del cuartel en el distrito de Sao Cristovao. Robaron armas de un pequeño arsenal y se fugaron por lo menos en dos automóviles que les esperaban frente al edificio, indicó el Ejército en una declaración.

Cuando abandonaban el cuartel hicieron disparos al aire y golpearon con la pistola a los soldados en la cara, aunque ninguno fue herido de gravedad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies