El Gobierno se muestra "contento" con la incorporación de Venezuela al Mercosur

Actualizado 18/06/2006 19:03:40 CET

BUENOS AIRES, 18 Jun. (EP/AP) -

El Gobierno de Brasil se mostró hoy "contento" con la incorporación de Venezuela al Mercado Común del Sur, Mercosur, y asegura que el carácter emprendedor sudamericano no se resentirá por esta entrada, ni por el actual conflicto argentino-uruguayo a causa de las plantas de celulosa, según señaló hoy el canciller brasileño Celso Amorim.

En una entrevista publicada en el diario 'Clarín', Amorim es preguntado sobre las afirmaciones de algunos sectores políticos locales, que criticaron la entrada de Venezuela como miembro pleno del Mercosur y dijeron que el bloque sudamericano estaba en peligro por las diferencias entre Uruguay y Argentina, que se dirime ante el Tribunal Penal Internacional de Justicia de La Haya.

"Tenemos una muy buena relación con Venezuela. Estamos contentos con su ingreso al Mercosur. Venezuela ha hecho todo lo necesario en términos de aranceles, de negociación de normas de arancel externo común. Que hayan decidido seguir ese camino, no como una cosa superficial, es una muy buena indicación", afirmó, según la versión periodística.

El canciller brasileño sostuvo también que "no creo que ponga el peligro al Mercosur", el diferendo argentino-uruguayo por las plantas que instala Uruguay y que Argentina considera son potencialmente contaminantes, que los uruguayos descartan".

"El interés de nuestros países va mas allá de eso. No quiero subestimar el problema, pero no veo peligros para el Mercosur", afirmó. Amorim se mostró escéptico sobre la posibilidad de que los dos socios menores del Mercosur, Paraguay y Uruguay, firmen tratados de libre comercio (TLC) con los Estados Unidos.

"Estoy seguro de que incluso los países menores tienen más que ganar dentro del Mercosur que con actitudes aisladas. Y no creo, para decir verdad, que Estados Unidos pueda tener un gran interés económico en hacer un acuerdo bilateral con esas naciones más chicas, aunque puede haber un interés político", afirmó.

En relación a las negociaciones brasileñas con Bolivia por la provisión de gas, el canciller expresó que son "complejas", porque "no es sólo el gas. Brasil tiene refinerías, Petrobras, está la exploración, la explotación. Es una cuestión mucho más compleja".

Amorim comentó que si Bolivia nacionaliza, "es un derecho que nunca negamos, pero también es un derecho de Petrobras que sus activos sean respetados y que se hagan las compensaciones...Tenemos que tener un poco de paciencia, firmeza pero también paciencia", añadió.