Ministro de Justicia de Brasil dice que la reelección de Lula es un reconocimiento por su lucha anti corrupción

Actualizado 26/06/2007 21:21:15 CET

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL (MADRID), 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ex alcalde de Porto Alegre y ministro de Justicia del Gobierno de Brasil, Tarso Genro, afirmó hoy que la reelección de Lula da Silva en la presidencia el pasado 1 de octubre de 2006 es un reconocimiento de su lucha contra la corrupción, además del "buen trabajo" que realizó en la anterior legislatura en el ámbito social y de integración del país en la economía mundial.

Tarso se pronunció en estos términos en declaraciones a los medios tras pronunciar una conferencia en el curso 'El nuevo ciclo político en América Latina: Perspectivas desde los Gobiernos' organizado por la Escuela de Verano de la Universidad Complutense de Madrid.

A su entender, la aplastante mayoría que obtuvo en las elecciones presidenciales el pasado octubre demuestra que hay un "reconocimiento" de su labor social, la integración del país en la economía mundial y contra la corrupción. "La población reconoce que la corrupción nunca fue tan combatida en nuestro país como hoy", aseguró, al tiempo que quiso matizar que la "forma en la que la información es divulgada", a veces, es distinta de la "realidad".

En cuanto a la criminalidad en el país, Tarso reconoció que la seguridad pública en Brasil es "precaria" como lo ha sido "tradicionalmente" debido, en parte a que la "urbanización acelerada" que sufrió el país en los últimos cuarenta años no se acompañó de la suficiente acción policial, lo que ha derivado en un aumento de criminalidad evidente.

Por ello, afirmó que su Gobierno apuesta por un "nuevo paradigma" en la seguridad pública que debe pasar, a su juicio, por una "profunda reforma" de la estructura penitenciaria y policial del país, al tiempo que se promueven políticas públicas sociales que atajen el problema. "Por primera vez en la historia apostamos por una política de fuerte carácter preventivo", enfatizó.

"Lo que está ocurriendo hoy en Brasil es que las bandas, la corrupción, el tráfico de drogas, sufre un combate frontal de la policía federal como nunca ha sufrido y la cuestión de seguridad está en primera plana y es, efectivamente, la preocupación primera de todos los brasileños el día de hoy", concluyó el ministro brasileño.