Bruselas advierte del "precio a pagar" si no se respetan el Estado de derecho y los Derechos Humanos en la UE

Publicado 12/06/2018 13:28:59CET

BRUSELAS 12 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha transmitido este martes un mensaje sobre la importancia del respeto al Estado de derecho y los Derechos Humanos por parte de los países miembros como "elementos fundamentales de la UE", y ha advertido del "precio demasiado alto" que deberá pagar Europa en el caso de que éstos se pasen por alto.

"Les garantizo que si el respeto al Estado de derecho y a los Derechos Humanos deja de ser un elemento fundamental de la UE perderemos el respeto como defensores de los derechos humanos y (el respeto de) la UE con ellos, y ese es un precio a pagar demasiado alto", ha afirmado el vicepresidente primero del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans, durante un debate en la Eurocámara sobre la próxima cumbre de líderes en Bruselas.

"¿Piensan ustedes de verdad que levantando muros y vallas y negándonos a aceptar buques vamos a acabar con la presión (migratoria)?" ha formulado el holandés en referencia al caso del barco de salvamento marítimo Aquarius, a la vez que ha insistido en que, "mientras sigamos negando que tenemos un problema colectivo" que requiere una "solución colectiva", la política migratoria europea "estará condenada al fracaso".

Timmermans ha pedido a los Estados miembros que "eviten caer en la tentación y la trampa" de negociar la cuestión migratoria con "menos Estado de derecho y menos respeto por los derechos humanos" porque "perderemos todos", y ha insistido en la necesidad de alcanzar un acuerdo sobre el nuevo sistema común de asilo, algunas partes del cual se encuentran bloqueadas por las divergencias entre países.

Así, el representante de la Comisión se ha preguntado cuál es el precio de la unidad de la UE: "¿La unidad de la UE debería depender de si defendemos el Estado de derecho y los derechos humanos o de si prescindimos de ellos durante un tiempo para conseguir la unidad?", tras una intervención ante el pleno que ha culminado con el aplauso de numerosos eurodiputados.

Las claves para alcanzar soluciones en lo relativo a la gestión de la migración, ha explicado Timmermans, deben ser el trabajo conjunto de los Estados miembros, llegar a acuerdos con los países de origen, implementar un plan de inversiones para África, proteger las fronteras exteriores y desarrollar "cuanto antes" el nuevo sistema común de asilo.

Sobre esta cuestión, el vicepresidente primero ha puntualizado que "no estoy diciendo que todo el mundo que quiera venir a Europa tenga que ser acogido con los brazos abiertos pero sí debemos acabar con las muertes en el Mediterráneo", y para ello es necesario trabajar de la mano.

"Sé que dependiendo de las ideas políticas, les gusta mas una solución u otra pero es que ninguno de ustedes puede hacer la vista gorda. Solo si todas esas soluciones incluyen nuestro enfoque llegaremos a buen puerto, los Estados miembros no lo van a poder hacer solos", ha dicho Timmermans sobre la reforma del conocido como sistema de Dublín, que regula las peticiones de asilo en la UE.

La próxima cumbre de jefes de Estado y de gobierno, los días 28 y 29 de junio en Bruselas, debía servir para que los líderes de la UE alcanzasen un acuerdo sobre dicha reforma, pero fuentes comunitarias y de los países miembros ya consideran improbable que se pueda acordar una nueva normativa dada la oposición de ciertos Estados a aceptar cualquier cuota obligatoria de reparto de refugiados.