Bruselas avisa a Hungría de que los acuerdos "deben ser respetados" tras rechazar a solicitantes de asilo

Publicado 24/06/2015 13:43:16CET

Austria convoca al embajador de Hungría para pedir explicaciones e insta a Bruselas a aclarar si vulnera normativa UE

BRUSELAS, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta de la Comisión Europea Kristalina Georgieva ha advertido este miércoles de que los acuerdos que tiene la Unión Europea en materia de inmigración "deben ser respetados", en alusión a la decisión del Gobierno húngaro de dejar de admitir solicitantes de asilo devueltos desde otros Estados miembros.

"Creemos que los acuerdos que tenemos deben ser respetados", ha dicho Georgieva en una rueda de prensa en Bruselas, en la que no ha dado más detalles sobre los contactos que mantiene el Ejecutivo comunitario con el Gobierno de Viktor Orban sobre esta cuestión.

Georgieva se refiere al reglamento de Dublín, que obliga a que sea el primer Estado miembro al que ha llegado el demandante de asilo a gestionar su expediente, aunque posteriormente se haya desplazado a otro país de la UE. El reglamento en cuestión no prevé la suspensión de los traslados entre Estados miembros, como ha hecho Hungría.

El Ejecutivo comunitario ya pidió explicaciones a Budapest el martes por esta decisión y ahora las dos partes "exploran las razones técnicas" y las "circunstancias específicas" que han llevado al país a suspender sus "obligaciones" en el marco de Dublín, según han informado a Europa Press fuentes comunitarias.

Bruselas, añaden las fuentes, es consciente de las "preocupaciones" de las autoridades húngaras por el "repentino aumento" en el número de inmigrantes irregulares llegados al país en las últimas semanas. Sin embargo, considera que el sistema europeo de migración y asilo ofrece los mecanismos para dar un "apoyo efectivo" a los Estados miembros que afrontan una mayor "presión".

"Sólo podemos afrontar las emergencias por los flujos migratorios en las fronteras de la UE si garantizamos la solidaridad entre los Estados miembros y la responsabilidad de cada uno de ellos en el cumplimiento de las normas de asilo", concluyen.

Mientras, el Gobierno austriaco ha mostrado su rechazo por el paso dado por Orban y ha convocado al embajador de Hungría en Viena para pedir explicaciones y exigir que reanuden el programa de acogida europeo. Austria teme que esta situación desvíe el flujo de inmigrantes hacia su territorio.

Budapest, por su parte, argumentó inicialmente razones "técnicas" para dejar de aceptar la devolución de solicitantes de asilo llegados a Europa a través de su frontera y advirtió de que su sistema está "desbordado".

Según los datos publicados por la Oficina europea de estadística (Eurostat), Hungría es el segundo país de la Unión Europea que más solicitudes de asilo registró en el primer trimestre de 2015, con 32.800, sólo por detrás de Alemania (73.100 peticiones. Si se tiene en cuenta la densidad demográfica, Hungría fue el país de la UE con mayor proporción de solicitudes.

En el conjunto de la Unión Europea, se registraron más de 185.000 nuevas peticiones de asilo en el primer trimestre de 2015, lo que supone un incremento del 86 % con respecto al mismo periodo en el año anterior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies