Bruselas se desmarca de la decisión de Barroso de no actuar contra excomisaria que fichó por Gamesa en 2010

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Bruselas se desmarca de la decisión de Barroso de no actuar contra excomisaria que fichó por Gamesa en 2010

Publicado 07/10/2016 19:34:46CET

BRUSELAS, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea se ha desmarcado claramente de la decisión del anterior Ejecutivo comunitario de no actuar contra la excomisaria austriaca de Relaciones Exteriores y posteriormente de Comercio Benita Ferrero-Waldner, que habría negociado su fichaje por Gamesa cuando todavía era miembro de la Comisión con el conocimiento del propio José Manuel Durao Barroso.

Durao Barroso, cuyo polémico fichaje por el banco de inversión Goldmans Sachs investiga el Ejecutivo comunitario en la actualidad, habría estado al tanto de las intenciones de la comisaria y aparentemente decidió no tomar medidas en su contra a pesar de que los excomisarios deben notificar con "suficiente antelación" al Ejecutivo comunitario cuando aceptan un trabajo antes de que pasen 18 meses desde que dejan la Comisión, a fin de minimizar los conflictos de interés, según ha informado este viernes el diario holandés De Volkskrant.

La excomisaria Ferrero-Walder comenzó a trabajar en Gamesa el mismo mes que dimitió como comisaria de Comercio del Ejecutivo comunitario en 2010. La austriaca fue comisaria de Relaciones Exteriores entre 2004 y 2009 y de Comercio, entre 2009 y 2010.

La Comisión de Barroso decidió no impulsar ninguna sanción contra Ferrero-Walder en febrero de 2014, en contra de la opinión de la Comisión Independiente Ética.

Según Corporate Europe Observatory, que se decida a denunciar los casos de 'puertas giratorias' y denunció en 2010 a la Oficina del Defensor del Pueblo Europeo el fichaje de Ferrero-Waldner por Gamesa y Munich Re, la excomisaria dejó aparentemente su puesto de directora independiente en Gamesa en 2013, aunque sigue ejerciendo de directora externa el grupo Gamesa.

"Soy portavoz de la Comisión de Juncker", ha zanjado en rueda de prensa el portavoz adjunto del Ejecutivo comunitario, Alexander Winterstein, que ha recalcado que "esto es un caso viejo, es una historia vieja".

"No tengo más que añadir a los que se decidió entonces", ha remachado, sobre la decisión de la anterior Comisión de no hacer nada por este caso.

El portavoz comunitario ha evitado avanzar la respuesta que dará sobre este caso a la defensora del pueblo europeo, la irlandesa Emily O'Reilly, quien el pasado 30 de junio concluyó sobre este caso que hubo "mala administración" porque "la Comisión Barroso fracasó en gestionar adecuadamente la violación por parte de la anterior comisaria del párrafo 1.1.1. del Código de Conducta de los Comisarios de 2004". Y recomendó revisar el Código de Conducta comunitario para hacer que la normas sean "más explícitas" e incluir "un abanico de sanciones" a nivel administrativo en respuesta a violaciones de sus obligaciones como comisarios o excomisarios.

"Hay un plazo en el cual vamos a responder. Responderemos por escrito a la defensora del pueblo", ha dicho Winterstein.

La actual Comisión también investiga la vinculación de la exvicepresidenta del Ejecutivo comunitario Neelie Kroes, a una sociedad opaca en Bahamas cuando ocupaba una cartera en Bruselas a fin de determinar si toma medidas o no contra ella.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies