Bruselas espera acuerdo sobre la revisión de las reglas de asilo para junio de 2017

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Bruselas espera acuerdo sobre la revisión de las reglas de asilo para junio de 2017

Dimitris Avramopoulos, comisario europeo
UNIÓN EUROPEA
Publicado 18/11/2016 17:55:01CET

Los 28 dan luz verde a crear un permiso de 5 euros para los turistas libres de visado que quieran entrar en Schengen

BRUSELAS, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos, ha confiado este viernes en que la Unión Europea cierre un acuerdo de aquí a "junio del próximo año" que revise las reglas de asilo comunes --el llamado reglamento de Dublín--, pese a las diferencias que aún mantienen los Estados miembros respecto a la "solidaridad" que deben asumir en caso de presión migratoria grave sobre alguno de ellos.

El reglamento obliga a resolver el expediente de asilo de un demandante de protección internacional en el primer Estado miembro al que llega el inmigrante cuando entra en la Unión Europea, lo que ha desbordado a países como Grecia e Italia, situados en primera línea de la frontera exterior.

El programa para reubicar en el resto de países de la UE a 160.000 de estos inmigrantes llegados inicialmente a Italia y Grecia no se está cumpliendo al ritmo prometido por los gobiernos europeos, y varias capitales, sobre todo desde los países del Este, rechazan de plano convertir en permanente un sistema de este tipo.

Por ello, los ministros de Interior de la UE discutieron la pasada noche en una cena informal en Bruselas posibles "alternativas" a la reubicación de refugiados, como forma de "solidaridad efectiva" con la que apoyar a los países con mayor flujo migratorio, pero sin comprometerse a acoger a más inmigrantes. Los Veintiocho coinciden en que habrá que seguir discutiendo las alternativas, aunque algunos Estados miembros han mostrado ya su rechazo.

"No compartimos el documento sobre la reforma de Dublín. La propuesta eslovaca no es una solidaridad flexible, sino una rígida tomadura de pelo", sentenció el jueves el ministro de Interior italiano, Angelino Alfano, que asistió a la cena informal, pero no se quedó en Bruselas para participar en el consejo formal de este viernes.

El documento de trabajo no se ha hecho público, pero sí ha trascendido que plantea tres escenarios y una respuesta adaptada a cada uno de ellos: desde aplicar las normas actuales, pero revisadas, en un contexto "normal", hasta reemplazar la reubicación por más ayuda a las agencias europeas de asilo (EASO) y de control de fronteras (Frontex) o ser más activo en la estrategia de retorno en casos en los que la situación se "degrade".

En un tercer escenario más pesimista, el texto informal redactado por la presidencia de turno de la UE (que este semestre ocupa Eslovaquia) con la connivencia de Bruselas plantea elevar la crisis a una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE para que decidan una respuesta, según han informado fuentes europeas.

Ya en una reunión formal, los ministros han discutido este viernes asuntos de Seguridad, pero no la cuestión migratoria. Sin embargo, Avramopoulos se ha referido al asunto al término de la reunión para advertir de que la palabra "solidaridad" tiene un "único significado".

En los últimos meses, los países con más reservas al sistema de cuotas de acogida han planteado trabajar con la idea de una "solidaridad flexible" o "efectiva". El comisario ha cuestionado esos matices y avisado: "¿Se puede hablar de matrimonio flexible? Claro que no. En algunos casos podría funcionar, pero no sería correcto".

En la misma línea, el ministro de Interior eslovaco y presidente de turno de la UE, Robert Kalinak, ha apuntado la voluntad política que une a los Estados miembros en la necesidad de ofrecer una respuesta común a la crisis migratoria y de revisar la política de asilo, aunque "difieran" en la forma de hacerlo.

El objetivo de la presidencia eslovaca de la UE es trabajar en las próximas semanas para lograr un "respaldo político" en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE de diciembre y cerrar el acuerdo a finales del siguiente semestre, cuando Malta haya tomado el relevo de la presidencia.

La propuesta de Bruselas para revisar el reglamento contempla que los gobiernos de la Unión Europea que no quieran participar en un nuevo mecanismo de emergencia para repartirse la reubicación de refugiados en casos de crisis puedan eludir esta responsabilidad a cambio de pagar una cantidad determinada por cada uno de los refugiados que no acepte. La medida diseñada por la Comisión también evidenció las divisiones de los Estados miembros y podría ser modificada para facilitar la negociación.

PERMISO DE 5 EUROS PARA TURISTAS SIN VISADO

Por otro lado, los Veintiocho han acogido favorablemente otra propuesta comunitaria, la de crear un sistema europeo de información y autorización de viajes (ETIAS, por sus siglas en inglés) para que los ciudadanos de terceros países a los que no se les exige visado para entrar a la UE tengan que tramitar un permiso de entrada 'on line' de 5 euros.

Se trata de un nuevo instrumento para reforzar la seguridad de la frontera exterior, porque con él quedarán registradas las entradas de los extracomunitarios en el espacio sin fronteras Schengen y porque será capaz de cruzar la información con otras bases de datos, incluidas las de Europol, Eurodac e Interpol.

Los Veintiocho han dado luz verde a poner en marcha tal mecanismo, si bien llevará tiempo que se traduzca en una realidad. Bruselas ha confiado en agilizar los plazos, pero es poco probable que su desarrollo pueda comenzar antes de 2018 y requerirá al menos otros tres años para su plena implantación, según la evaluación de impacto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies