Bruselas espera que la reunión entre Putin y Erdogan ayude a estabilizar la región y a solucionar la "crisis siria"

Actualizado 10/08/2016 13:20:07 CET

BRUSELAS, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha confiado en que la reunión que mantuvieron este martes los presidentes de Rusia y Turquía, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, contribuya a estabilizar la región y a encontrar una "solución pacífica" a la guerra de Siria.

"Fue una visita bilateral, pero desde el punto de vista europeo, subrayar que sería importante que contribuya a la estabilidad en la región y también a una solución pacífica a la crisis siria", ha señalado este miércoles en rueda de prensa la portavoz del Ejecutivo comunitario Mina Andreeva.

Por otro lado, Bruselas ha asegurado que toma nota tanto de las petición de extradición por parte de Ankara de Fethulá Gulen, a quien culpa del golpe militar fallido del pasado 15 de julio, así como de la respuesta del propio Gulen, aunque ha recordado que "las investigaciones están en marcha" y que "el proceso tiene que seguir su curso".

Putin calificó ayer la reunión como "constructiva" y afirmó incluso que se mostraron dispuestos a trabajar juntos en la búsqueda de una solución política a la guerra en Siria. El líder ruso apuntó que "existe un entendimiento general" sobre esta cuestión.

Por su parte, Erdogan explicó que Moscú y Ankara abordarán el asunto en profundidad más adelante y añadió que la lucha contra las organizaciones terroristas que actúan en Siria será "un elemento clave del trabajo conjunto".

Ambos mandatarios abogaron además, durante en encuentro mantenido en San Petersburgo, por devolver la relación bilateral "al nivel anterior a la crisis" desatada entre ambos países por el derribo de un caza ruso a manos de las fuerzas turcas.