Bruselas niega que una parte "significativa" de musulmanes celebrase los atentados, como aseguró Interior

Policías en el acceso al Aeropuerto de Bruselas-Zaventem
REUTERS FILE PHOTO / REUTERS
Publicado 18/04/2016 14:04:31CET

BRUSELAS, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro presidente de la región de Bruselas, el socialista valón Rudi Vervoort, ha desmentido este lunes al ministro de Interior belga, Jan Jambon, del partido nacionalista flamenco N-VA, que durante el fin de semana declaró que una parte "significativa" de la comunidad musulmana en la capital europea celebró los atentados del pasado 22 de marzo.

Vervoort ha explicado a la prensa local que sólo se registró un incidente en este sentido tras los atentados, cuando dos individuos acudieron a la casa de uno de los presuntos terroristas implicados y "quisieron festejar" los atentados, que dejaron más de una treintena de muertos entre el aeropuerto de Bruselas y una de las estaciones de su red de metro.

Sin embargo, Jambon aseguró este fin de semana en declaraciones al diario 'De Standaard' que "una parte significativa de la comunidad musulmana bailó con motivo de los atentados".

"Sacar conclusiones sobre la base de un elemento único y aislado, yo a eso lo llamo confundir. Creo que intelectualmente no es muy correcto, no facilita las cosas y no necesitamos eso en estos momentos", ha criticado Vervoort.

El ministro presidente ha recalcado que sólo se registró un incidente y que fue informado del mismo a través del Consejo de Seguridad Nacional, gabinete de crisis convocado por el primer ministro, el liberal valón Charles Michel, y en el que también participan los ministros de Interior y Justicia, además de los servicios de inteligencia del país.

Precisamente Michel tuvo que salir al paso de las polémicas declaraciones de su ministro y el domingo aseguró que aunque se habían producido actos de celebración, se trató de hechos "minoritarios" con los que "no conviene generalizar".

"Confirmo que ha habido expresiones de apoyo a los autores de los atentados", dijo el primer ministro a la agencia Belga, para después matizar que "fueron actos minoritarios".

Con todo, el primer ministro belga defendió la existencia de los hechos y pidió "no negarlos por una cuestión de idealismo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies