Bruselas pide más cooperación a los 28 para confiscar ingresos de las redes de tráfico de personas

Publicado 04/12/2017 20:43:30CET

BRUSELAS, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europa ha instado este lunes a los Gobiernos europeos a cooperar más para congelar y confiscar los activos y beneficios que obtienen las redes criminales del tráfico de personas y que tipifiquen como delito, los que no lo han hecho todavía, "utilizar servicios" de las víctimas de tráfico.

"Pido a los Estados miembro que urgentemente intensifiquen sus investigaciones y la persecución judicial contra los criminales de tráfico (humano) sin escrúpulos", ha reclamado el comisario de Inmigración e Interior, Dimitris Avramopoulos, tras dejar claro que "no es aceptable que en el siglo XXI se trafique con personas como mercancías y sean explotadas, ni en Europa ni en ninguna parte", ya que afecta a las personas "más vulnerables".

También ha reclamado una mayor cooperación con los "socios internacionales" porque "el tráfico de personas no es sólo un problema europeo" y se debe hacer "todo" para "erradicarlo, ocurra donde ocurra", y que los Gobiernos europeos "protejan mejor a las víctimas y apliquen plenamente las normas de la UE para su protección".

El Ejecutivo comunitario ha presentado este lunes una paquete de nuevas acciones para atajar la trata de personas tras el polémico reportaje de la CNN sobre la presunta venta de inmigrantes subsaharianos como esclavos en Libia, en el que deja claro que "seguir el dinero a través de la cadena de tráfico es crucial para convertir el tráfico de personas en un delito de alto riesgo y retorno bajo".

El Ejecutivo comunitario ve necesario para ello promover una mayor cooperación entre países e intensificar las investigaciones y lograr la recuperación de los activos del tráfico ilícito, su congelación y confiscación de los beneficios.
Entre otras cuestiones, asistirá a los Gobiernos de la UE en sus iniciativas "concretas" para atajar el modelo de negocio financiero, incluido con "formación, según sea relevante", y promoverá equipos de investigación conjuntos, dentro de la UE como con países fuera de la UE, algo que se puede hacer con el apoyo de las agencias de la UE relevantes como a través de programas de desarrollo de la UE y la Política Exterior y de Seguridad de la UE.

La Comisión Europea identificará, junto con los Estados miembro y el Servicio Europeo de Acción Exterior los países prioritarios para actuar contra el tráfico de personas a final de año y garantizará la consistencia entre las diferentes acciones en el plano de la inmigración, la seguridad y los Derechos Humanos.
Por lo que se refiere a las víctimas de la trata humana, la Comisión también apoyará a los Estados miembro a garantizar "una protección completa y accesible" para las víctimas y ayudar en su integración.