Bruselas pide respetar el protocolo italiano tras el caso del barco de la ONG Proactiva Open Arms

Las autoridades de Italia retienen el barco de la ONG Proactiva Open Arms
REUTERS
Publicado 19/03/2018 13:00:52CET

Evita pronunciarse sobre las amenazas lanzadas por los guardacostas libios

BRUSELAS, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha celebrado este lunes que el barco de la ONG española que se encontraba a la deriva en el mar Mediterráneo tras rescatar a 218 inmigrantes pudiese desembarcar finalmente en el puerto de Sicilia, pero al mismo tiempo ha pedido "a todas las partes" que respeten "no sólo el Derecho Internacional sino también el código de conducta italiano".

"Somos conscientes de que existe un código de conducta para precisamente evitar este tipo de situaciones y pedimos a todas las partes que respeten en el futuro no sólo el Derecho Internacional sino también el código de conducta italiano", ha expresado en una rueda de prensa la portavoz de Migración del Ejecutivo comunitario, Natasha Bertaud.

Bruselas ha asegurado que sigue "de cerca" este "incidente" desde el viernes y ha explicado que ha tenido contactos con las autoridades italianas. Según ha explicado, el comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos, habló el mismo viernes con el ministro del Interior italiano, Marco Minniti.

Preguntada por el hecho de que una patrullera de guardacostas libias amenazase con abrir fuego si no entregaban a los inmigrantes rescatados, Bertaud se ha limitado a afirmar que actuaron en sus aguas territoriales y ha evitado añadir otro comentario.

"Nos felicitamos por el hecho de que el barco haya podido finalmente desembarcar el viernes y de que los migrantes hayan recibido los cuidados que necesitaban", ha manifestado la portavoz, para después mostrar su confianza en que las autoridades italianas gestionen la situación dentro de sus competencias.

El fundador de Proactiva Open Arms, Oscar Camps, ha explicado este lunes que el barco de la ONG sigue retenido en un puerto de la isla italiana de Sicilia, donde llegó el fin de semana tras rescatar a 218 inmigrantes que se encontraban a la deriva en el mar Mediterráneo.

"Estamos en una situación de toma del barco preventiva", ha relatado en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, y ha añadido que prevén que se les acuse de un delito al haber trasladado al grupo de migrantes desde aguas libias hasta territorio italiano.

Este mismo lunes, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha asegurado que el Gobierno está trabajando con responsables de la ONG española para "aclarar" la situación del barco de esta organización que sigue retenido en Sicilia e "intentar despejar cualquier problema que haya".

"Tenemos desde ayer al Consulado en Nápoles y al cónsul honorario en Catania, en contacto con el capitán del barco y con los responsables de la ONG que ya tienen una abogada, entiendo, allí y están trabajando conjuntamente para aclara los extremos de las acusaciones e intentar despejar cualquier problema que haya", ha afirmado a los medios antes de participar en la reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas.