Bruselas presenta acciones para atajar el cambio climático y promover el desarrollo sostenible en el Ártico

Publicado 27/04/2016 16:43:24CET

BRUSELAS, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha presentado este miércoles un paquete con 39 acciones para contribuir a atajar el cambio climático y preservar la protección ambiental en el Ártico, así como para promover el desarrollo sostenible de sus recursos y la cooperación internacional en una zona cada vez más importante para los intereses de la UE, incluidos pesqueros y energéticos.

"Un Ártico seguro, sostenible y próspero no solamente beneficia a los cuatro millones de personas que viven allí, a la Unión Europea y al resto del mundo. Se trata de una región de gran importancia medioambiental, social y económica para todos nosotros", ha resumido la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, que ha presentado la propuesta en rueda de prensa conjunta con el comisario de Medio Ambiente y Pesca, Karmenu Vella.

La jefa de la diplomacia europea ha confiado en que las medidas propuestas contribuyan a "una cooperación internacional constructiva" en una región con "un componente estratégico" para la política exterior europea y "crucial" para "la seguridad regional y mundial".

Vella ha recordado a su vez la influencia del Ártico en los patrones meteorológicos mundiales, los océanos, ecosistemas y en la biodiversidad local y ha subrayado la necesidad de promover el desarrollo "de forma sostenible", respetando "plenamente" los medios de subsistencia de las comunidades locales como los recursos de la región.

Si continúa el calentamiento al ritmo actual, podría haber inviernos sin hielo en 20 o 40 años en el Ártico, cuyo deshielo está promoviendo el aumento rápido de actividades como la explotación de yacimientos y extracción de hidrocarburos o el transporte.

El Ejecutivo comunitario ha propuesto entre otros cooperar con los países del Ártico y la población local e indígena en un programa "ambicioso" para atajar el cambio climático en la zona y contribuir a la adopción de medidas internacionales para limitar las emisiones de carbono negro y metano.

También ha planteado mantener el nivel de financiación para investigación sobre el Ártico actual, es decir, unos 20 millones de euros anuales y financiar la investigación internacional sobre el cambio climático a través del programa espacial de la UE Copérnico.

Asimismo, respalda la eliminación progresiva de aquí al 2020 de los contaminantes y metales pesados en la cadena alimentaria del Ártico y el desarrollo de una red de zonas marinas protegidas para promover la gestión de los recursos pesqueros sostenibles, así como la firma de un acuerdo internacional contra la pesca ilegal.

El Ejecutivo comunitario también contempla mejorar la coordinación de los programas de financiación europeos para el Ártico y apoyar la innovación y desarrollo de infraestructuras y a las empresas, por ejemplo la mejora de las conexiones de transporte y promover la cooperación no solo con los países del Ártico -Rusia, Estados Unidos, Canadá, Islandia, Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia- en los foros internacionales relevantes, sino también con terceros países, con cada vez más intereses en la zona como China, Japón e India, incluido en ciencia e investigación.