Bruselas ve "inaceptable" violencia excesiva contra opositores en Cuba

Actualizado 08/07/2015 19:26:28 CET

Socialistas y la Izquierda Europea piden el levantamiento de la Posición Común

ESTRASBURGO (FRANCIA), 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Política de Vecindad Europea, Johannes Hahn, ha considerado "inaceptable" el uso de la violencia "excesiva" contra opositores que se manifestaron de forma pacífica en La Habana el pasado sábado y ha reclamado a las autoridades cubanas que castiguen a los agentes que se han "extralimitado".

"No hay motivo para limitar la expresión pacífica de opiniones y el uso excesivo de la violencia contra manifestantes pacíficos. Es inaceptable. Aquellos que se han extralimitado en el ejercicio legítimo de la autoridad deben ser castigados", ha dicho el comisario tras la detención de un centenar de opositores cubanos en las marchas de protesta del pasado sábado, durante un debate sobre las relaciones entre la UE y Cuba y el estado de las negociaciones del nuevo acuerdo de diálogo político y cooperación bilateral.

"Esperamos que las autoridades cubanas tomen todas las medidas necesarias para remediar esta situación. Y les pedimos que permitan todas las formas de expresión pacífica", ha apostillado el comisario, que ha admitido que los últimos incidentes del sábado pasado en La Habana "incluido la violencia indebida y un elevado número de detenciones" es "tanto más decepcionando" tras la reunión en Bruselas para explorar un diálogo sobre Derechos Humanos y por ello hay "progresos" también en éste área delicada.

En su turno de réplica, el comisario ha asegurado que la Comisión "comparte la preocupación" que "muchos" eurodiputados han manifestado sobre la situación de los Derechos Humanos en Cuba aunque ha subrayado la "amplia gama de posiciones que no siempre son fáciles de acercar" de los diferentes grupos sobre las relaciones con la isla.

Así, ha insistido en que la única vía a seguir es "tratar con Cuba" a fin de "influir" en los cambios y las reformas y "formar parte del proceso histórico" que vive la isla y "no perder" las oportunidades que se abren tras el deshielo de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

"Es lo que seguiremos haciendo en los próximos años", ha recalcado, al tiempo que ha recordado el compromiso de "iniciar" conversaciones sobre Derechos Humanos con Cuba "antes de concluir el acuerdo" de diálogo político y de cooperación.

"La conclusión de este acuerdo será un paso adelante importante", ha apostillado, recalcando que el acuerdo permitirá una plataforma para un dialogo constructivo y reforzar las relaciones con Cuba, un país que "buscar modernizarse y democratizarse" y que podría aprender de la UE.

FIN DEL EMBARGO

Y ha vuelto a pedir el fin del embargo comercial de Estados Unidos a la isla "obsoleto e incoherente" con los nuevos tiempos, al tiempo que ha recordado que también afectan a las empresas europeas por la extraterritorialidad de las sanciones estadounidenses.

El comisario ha insistido en que el nuevo acuerdo con Cuba debe servir para "promover los objetivos de la UE: alentar las reforma políticas y económicas, promover los Derechos Humanos y mejorar la vida de los cubanos".

La UE y Cuba han celebrado hasta ahora cuatro rondas de negociaciones desde que se lanzaron las discusiones en 2014 tras "el proceso de reforma doméstica incipiente" en Cuba bajo el régimen de Raúl Castro y han hecho "un progreso sustancial", especialmente en el capítulo de la cooperación y el capítulo comercial, que están "muy avanzados", ha dicho el comisario, que ha confiado en que ambas partes avancen en el capítulo sobre el diálogo político en la próxima ronda que tendrá lugar a "principios de septiembre".

Ambas partes han acordado "acelerar las negociaciones y concluirlas pronto", ha dicho el comisario, insistiendo en que será "mutuamente beneficioso".

POSICIÓN COMÚN Y DDHH

Los socialistas y la Izquierda Europea Unida han reclamado durante el debate que la Unión Europea ponga fin de inmediato a su Posición Común que fue promovida por el Gobierno de José María Aznar en 1996 y que condiciona todo avance en las relaciones con Cuba a mejoras democráticas en la isla porque obstaculiza la normalización de las relaciones, mientras que los populares y liberales han denunciado la situación de los opositores en Cuba.

El eurodiputado popular español Luis de Grandes ha dejado claro que los Derechos Humanos "no son un asunto de orden interno" en Cuba sino "pilares" de la Unión Europea y aunque ha celebrado "los tímidos pasos de Cuba para abrirse al mundo", ha pedido "democracia" para la isla, como pide el pueblo "desde hace mucho tiempo" y más rapidez en su apertura. "Eso sí que será un asunto revolucionario", ha dicho.

Su colega, el eurodiputado rumano Cristian Dan Preda, ha pedido "prudencia" en la negociación con "un régimen totalitario" y ha lamentado que la situación de derechos humanos no ha mejorado. "No hay ninguna mejora de la libertad de expresión", ha lamentado, al tiempo que ha denunciado que cualquier que "ponga de relieve violaciones de derechos humanos recibe un duro castigo" en la isla.

La eurodiputada socialista Elena Valenciano ha defendido que en Cuba "han cambiado las cosas" y ha reclamado "acabar ya con la Posición Común". "Hay que firmar un acuerdo con Cuba", ha apostillado, al tiempo que ha reclamado "tener altura de miras" pero también exigir a la isla "respetar los Derechos Humanos". "Y hay que acabar con el embargo", ha añadido.

Desde la Izquierda Unitaria Europea también han reclamado el fin de la Posición Común por injerencista, tal y como asegura La Habana. Así, el eurodiputado de Izquierda Unida Javier Couso ha reclamado que se levante "Inmediatamente" la Posición Común porque es "un obstáculo total a la normalización", "viola el principio de no injerencia" y porque "es irrelevante" cuando los Estados miembros ya mantienen relaciones bilaterales con cuba.

El eurodiputado de ICV Ernest Urtasun también ha defendido que sea "derogada" porque es "un auténtico freno" para la normalización de las relaciones con Cuba y ha confiado en que el nuevo acuerdo no sirva meramente en beneficio de las multinacionales, al tiempo que ha reclamado a la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, que influya en Estados Unidos para levantar el embargo.

Por su parte, el eurodiputado de UPyD Fernando Maura también se ha alineado con los populares para denunciar que se está olvidando a los opositores en Cuba. "Ven como se quedan desamparados ante la violencia", ha criticado.

"Las negociaciones del tratado bilateral entre la UE y Cuba deben ir acompañadas por un nuevo acuerdo incondicional sobre la liberación de los presos políticos y con el desarrollo de las libertades de la isla", ha concluido, al tiempo que ha criticado la ausencia en el debate de Mogherini, que está en Viena para tratar de sellar un acuerdo nuclear con Irán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies