Publican fotografías del presunto terrorista suicida que ejecutó el atentado de Burgas

Actualizado 28/07/2012 10:17:08 CET

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El medio de comunicación de investigación búlgaro Bivol ha publicado este viernes varias imágenes del presunto terrorista suicida que ejecutó la semana pasada un atentado contra un autobús turístico en la localidad búlgara de Burgas en el que fallecieron ocho personas --cinco turistas israelíes, dos ciudadanos búlgaros y el responsable del ataque--, y otras 32 personas resultaron heridas. La autenticidad de las imágenes no se ha podido verificar de forma independiente.

En las mismas se puede ver la cara desfigurada de un joven caucásico de ojos azules y pelo negro, lo que correspondería con la descripción del atacante facilitada hasta el momento por las autoridades del país europeo. Bivol no ha especificado la fuente de las fotografías.

En su informe, el medio búlgaro cuestiona la versión del Ejecutivo búlgaro de que el ataque fuera cometido por un terrorista suicida y afirma que el joven fue utilizado como 'mula' para la colocación de los explosivos por los verdaderos organizadores del ataque.

Según esta versión, los explosivos fueron detonados desde la distancia sin que el joven fuera consciente. En este sentido, ha citado el testimonio de una turista israelí, Gilat Kulangiya, quien habría afirmado que el joven quitó varias maletas del compartimento de equipajes para poner allí su mochila, lo que provocó que el marido de Kulangiya le reprendiera por su actitud.

Según sus declaraciones, en ese momento se produjo la explosión, versión que contradice la facilitada por las autoridades búlgaras, que han asegurado que la explosión se produjo justo después de que el joven se subiera al autobús, según ha informado la agencia de noticias búlgara Sofia.

VERSIÓN OFICIAL

Alrededor de las 18.00 horas del 18 de julio, un hombre hizo detonar los explosivos que transportaba en su mochila en el interior del autobús en el que viajaba un grupo de turistas israelíes cuando se encontraba en el aeropuerto de la localidad.

El sospechoso, un hombre caucásico con el pelo largo, llevaba un pasaporte estadounidense y un carné de conducir del estado de Michigan, que podrían ser falsos, ya que la base de datos del FBI no ha encontrado coincidencias al introducir los datos. De momento, se desconoce cómo pudo conseguir la documentación falsa y cómo y cuándo entró al país.

Las investigaciones en torno al mismo se centran en torno a la participación en el mismo de Irán y el partido-milicia chií libanés Hezbolá, aunque también contemplan la posibilidad de que fuera ejecutado por la organización terrorista Al Qaeda o por extremistas turcos.

El Gobierno de Irán y Hezbolá ya han negado su participación en el ataque y el representante iraní en Naciones Unidas, Mohammad Jazaee, ha acusado incluso a Israel de orquestar el atentado.

Las autoridades búlgaras han subrayado que el responsables del ataque contó con la ayuda de varias personas en el país, que eran, al parecer, ciudadanos libaneses o islamistas radicales búlgaros.

Asimismo, las investigaciones han revelado que el explosivo utilizado era de fabricación casera y extremadamente potente. A pesar de que ya se ha conseguido el ADN y las huellas dactilares del atacante, su identidad sigue siendo desconocida.

Pese a ello, el primer ministro ha señalado este martes que el atacante podría haber contado con el apoyo de un grupo organizado para cometer su ataque y que podría haber llegado al país en un vuelo procedente de un país europeo que forme parte del acuerdo sin fronteras Schengen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies