Burkina Faso retirará en julio a sus 'cascos azules' de Darfur, Sudán

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Burkina Faso retirará en julio a sus 'cascos azules' de Darfur, Sudán

'Cascos Azules' De La UNAMID En Darfur
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH
Publicado 05/11/2016 13:28:22CET

UAGADUGÚ, 5 Nov. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Burkina Faso ha notificado formalmente a la ONU de su intención de retirar a su contingente de la región sudanesa de Darfur el próximo mes de julio, según ha informado el ministro de Asuntos Exteriores burkinés, Alpha Barry.

Burkina tiene a 850 militares en la Misión de Naciones Unidas y la Unión Africana en Dafur (UNAMID), pero las autoridades burkinesas anunciaron en mayo su intención de repatriar a estos militares para reforzar la seguridad interna del país ante el incremento de la violencia protagonizada por los islamistas. Un la UNAMID participan casi 14.000 militares.

"Necesitamos soldados curtidos en combate, hombres con experiencia, hombres que han estado en primera línea. Las tropas que vuelvan de Darfur serán muy valiosas para garantizar la seguridad de nuestras fronteras", informó Barry en un comunicado publicado a última hora del viernes.

El pasado mes de enero murieron 30 personas en un atentado contra un hotel y un restaurante de Uagadugú, la capital del país, que fue reivindicado por Al Qaeda en el Magreb Islámico. Después se han producido otros atentados esporádicos.

"Entre abril de 2015 y octubre de 2016 hemos tenido una veintena de atentados y dos secuestros de extranjeros", ha apuntado Barry. "No podemos seguir teniendo tropas en el exterior mientras haya necesidades internas para afrontar esta guerra asimétrica", ha añadido.

La UNAMID se creó en 2007 para frenar la espiral de violencia en la región de Darfur. El Tribunal Penal Internacional ha acusado de genocidio al presidente sudanés, Omar Hasán al Bashir, por esta violencia.

Por otra parte, Barry ha informado de que ha solicitado que las tropas burkinesas destinadas a la Misión Multidimensional Integral de Naciones Unidas para la Estabilización en Malí (MINUSMA) sean desplegadas en la frontera con la propia Burkina Faso.

"En principio no hay problema al respecto", apuntó el viernes el máximo responsable de la MINUSMA, Mahamat Saleh Annadif, tras una reunión con el presidente burkinés, Roch Marc Christian Kaboré. "Este contingente se encuentra no muy lejos y en los próximos días habrá una reubicación, con lo que estarán aún más cerca", añadió.

Malí ha sido el escenario de importantes atentados de grupos islamistas y en 2012 lograron hacerse con el control de la parte norte del país. Una intervención militar francesa expulsó a los milicianos islamistas de las principales ciudades, pero siguen teniendo presencia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies