Burundi acusa a Ruanda y "algunos agentes" de ACNUR de "tomar como rehenes" a refugiados burundeses

Publicado 04/04/2018 23:41:12CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Burundi ha acusado este miércoles a Ruanda y a "algunos agentes" del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) de "tomar como rehenes" a refugiados burundeses que se encuentran en el país vecino.

El portavoz del Gobierno de Burundi, Philippe Nzobonariba, ha reclamado a Kigali que repatrie a "refugiados tomados como rehenes por el Gobierno de Ruanda en complicidad con algunos agentes de ACNUR".

El comunicado ha sido publicado días después de la repatriación de cerca de 2.500 refugiados de Ruanda a través de campamentos de tránsito.

En este sentido, Nzobonariba ha dicho que "según las primeras declaraciones de los repatriados forzosos, fueron devueltos por parte de Ruanda porque se negaron a ser reclutados para ser parte de grupos armados que fueran a atacar en Burundi".

"Ruanda es el país que alberga a parte de los golpistas de mayo de 2015 y a los terroristas que dejaron de luto Burundi a causa de la violencia que acompañó a la insurrección de 2015", ha denunciado.

Burundi se vio sumido en el caos en abril de 2015 cuando el presidente anunció que planeaba optar a un tercer mandato, algo que la oposición consideró inconstitucional y que violaba el acuerdo de paz que puso fin a la guerra civil en 2005.

Finalmente, el Tribunal Constitucional le dio la razón y Nkurunziza fue reelegido, pero algunos de sus detractores se alzaron en armas contra él.

Más de 700 personas han muerto desde entonces, mientras que se estima que unas 400.000 han huido a los países vecinos, según datos de la Comisión Nacional para los Derechos Humanos.

Nzobonariba ha dicho que el Gobierno burundés "condena con toda su energía esta nueva tentativa de llevar a cabo acciones desestabilizadoras por parte de Ruanda a través de la explotación abusiva de las condiciones de vulnerabilidad de los refugiados".

Por último, ha pedido a la ONU y a ACNUR que "cumplan con sus responsabilidades (...) respecto a la cuestión de los refugiados burundeses establecidos en Ruanda, y sobre todo que no bloqueen su regreso al país, algo que no dejan de reclamar".