Casi 60.000 refugiados burundeses reciben asilo gracias a un programa de la ONU

Actualizado 02/01/2008 21:02:33 CET

NUEVA YORK, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

Casi 60.000 refugiados han recibido ayuda por parte de la ONU durante los últimos cinco años para volver a su país en el centro de África, que está saliendo del conflicto étnico que asoló la zona durante décadas. Según informó la ONU, su plan consiste en ayudarles en la construcción de sus casas, mejorar sus condiciones de vida y asegurar una vuelta duradera.

Se prevé que en 2008 siga creciendo el número de burundeses que vuelven al país, por lo que el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (ACNUR) planea incrementar sus planes de ayuda en Burundi, uno de los países más pobres del África sub sahariana.

Todas las familias que regresen al país pueden recibir asistencia de la ONU para construir pequeñas casas de tres habitaciones, lo que supondrá para ACNUR un gasto de alrededor de 339 euros por cada casa. Según informó la ONU, las familias más vulnerables tienen prioridad, especialmente aquellas dirigidas por mujeres o que tienen minusválidos o personas mayores entre sus miembros.

La mayoría de los refugiados que reciben asistencia también reciben los materiales para construir las casas por si mismos, lo cual ayuda a que tengan un mayor sentido de propiedad y a que adquieran nuevas habilidades. Desde 2002, Burundi ha recibido aproximadamente a 380.000 refugiados que constituyen el 5 por ciento de su población. El programa de la vivienda es una de las muchas medidas de reintegración, de vital importancia para asegurar un regreso permanente.

ACNUR señaló que la mayoría de los refugiados que se han beneficiado de esta ayuda desde el año 2002 han practicado la agricultura de subsistencia y muchos de ellos han sido capaces de recuperar su tierra. Sin embargo, más del 80 por ciento de la gente que volvió al país tuvo que construir o comprar una nueva casa, de acuerdo con un estudio llevado a cabo a principios del pasado año por ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos.

Gracias a las contribuciones de donantes como Japón o la Comisión Europea, la ONU podrá suministrar asilo a unas 14.300 familias vulnerables durante el año que viene.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies