Bush declara zona de desastre el área de California devastada por los incendios

Actualizado 24/10/2007 20:50:59 CET

WASHINGTON, 24 Oct. (EP/AP) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, declaró hoy zona de desastre el área devastada por los incendios en el estado de California, con lo que las personas afectadas por el fuego recibirán dinero para compensar las pérdidas materiales que no cubran sus compañías de seguros.

Tras una reunión gubernamental para intentar coordinar el trabajo frente a los incendios, Bush hizo saber a los damnificados que "los estadounidenses (...) están profundamente preocupados por ellos" y que les importa su "seguridad" y el estado de sus propiedades.

El resultado es que se van a poner en marcha programas federales de recuperación de la zona para ayudar a las administraciones locales y de los estados, así como a las familias y a algunas ONGs. La ayuda puede materializarse en entregas directas de dinero para cubrir las propiedades no aseguradas o en la asistencia a la reconstrucción de infraestructuras, entre otras medidas.

Bush aseguró a los periodistas que, a su juicio, "los trabajos están bien coordinados" y que está convencido de que se ha conseguido reunir la mano de obra y los recursos "que el estado (de California) y los ayuntamientos han solicitado".

En la reunión previa a estas declaraciones, Bush escuchó las evaluaciones de la situación realizadas por el jefe de la Agencia Federal de Gestión de Emergencia, David Paulison, y del secretario de Seguridad Interna, Michael Chertoff.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies