Bush llevará a Oriente Próximo un mensaje "de libertad" y de compromiso de EEUU con la región

 

Bush llevará a Oriente Próximo un mensaje "de libertad" y de compromiso de EEUU con la región

AP
Actualizado 05/01/2008 18:34:57 CET

WASHINGTON, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, afirmó hoy que su inminente gira sobre Oriente Próximo está enfocada a transmitir un "mensaje de libertad" en la región y a insistir en el compromiso de Estados Unidos con todos aquellos que se sienten amenazados por los extremistas, desde Israel hasta Egipto.

Bush consideró Oriente Próximo como una zona "de gran importancia estratégica" para EEUU. Su viaje, estructurado en dos partes, tiene el doble objetivo de acercar a las partes palestinas en conflicto y, por otro lado, garantizar apoyos en la lucha estadounidense contra la red terrorista Al Qaeda y sus partidarios en la zona.

En su viaje a Tierra Santa, Bush anunció su intención de reunirse con el primer ministro israelí, Ehud Olmert y con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, a los que instará "a seguir adelante con las negociaciones por la paz que comenzaron en Anápolis en noviembre pasado", en referencia a la reciente Conferencia sobre Oriente Próximo celebrada en la ciudad estadounidense.

"Esta es una labor difícil. Exigirá decisiones duras sobre cuestiones complejas. Y dejaré en claro que Estados Unidos está profundamente comprometido a ayudar a ambas partes a realizar la visión histórica que compartimos: dos estados democráticos, Israel y Palestina, viviendo lado a lado en paz y con seguridad", afirmó el presidente en su habitual discurso radiofónico semanal.

A continuación, Bush visitará cinco países a los que consideró "aliados clave de Estados Unidos en el mundo árabe", como son Kuwait, Bahrein, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Egipto, solicitando a sus líderes su "fuerte apoyo a las negociaciones entre los israelíes y los palestinos". Además, abordará otros temas, como la forma de "contrarrestar las ambiciones agresivas de Irán".

"Y les aseguraré que el compromiso de Estados Unidos a la seguridad de nuestros amigos de la región es fuerte y duradero", con la intención de reafirmar "el compromiso de usar toda herramienta necesaria de inteligencia, orden público, diplomacia, finanzas y poder militar para enjuiciar a nuestros enemigos comunes", ya que "los terroristas y extremistas no bajarán su guardia - y nosotros no debemos bajar la nuestra", concluyó el presidente en este sentido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies