Camara aterriza en Marruecos

 

Camara aterriza en Marruecos

Actualizado 04/12/2009 16:37:23 CET

RABAT, 4 Dic. (Reuters/EP) -

El líder de la junta militar de Guinea, el capitán Moussa Dadis Camara, ha aterrizado en el aeropuerto militar de Sale, en las afueras de Rabat, según anunció este viernes el Ejecutivo de Rabat. Asimismo, el Ministerio marroquí de Asuntos Exteriores informó en un comunicado de que Camara no había consultado su intención de acudir a Marruecos, pese lo cual recibirá tratamiento por "motivos humanitarios".

Por otra parte, el portavoz y ministro de Comunicaciones de la junta, Idrissa Cherif, aseguró que el dirigente sufrió "sólo un rasguño" en la cabeza a causa de una bala pero no sufre heridas graves porque el proyectil "no penetró en la cabeza". "Anda normalmente y está hablando con la gente", agregó.

"El poder está en manos del Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo (CNDD, nombre oficial de la junta) y del Gobierno", precisó previamente el portavoz del Gobierno. Pese a las afirmaciones del portavoz, la edición digital del informativo de radio Guineenews aseguró este viernes que Camara está "gravemente herido" a causa de un disparo en la cabeza.

Moussa Dadis Camara resultó herido ayer jueves por los disparos de su ayuda de campo y jefe de la guardia presidencial, el teniente Aboubacar 'Toumba' Diakite, un hombre cuyo nombre figura entre los principales responsables de la matanza del pasado mes de septiembre en Conakry, cuando alrededor de 160 manifestantes antigubernamentales murieron a manos de las fuerzas de seguridad en un estadio de Conakry.

Según fuentes locales citadas por la agencia misionera de noticias MISNA, 'Toumba' Diakite abrió fuego después de que se le informara que iba a ser detenido por su implicación en la matanza. Fuentes diplomáticas estimaron que Camara posiblemente había ordenado la detención del militar para eludir sus propias responsabilidades en la masacre.

Camara se alzó con el poder en diciembre del año pasado mediante un sangriento golpe de Estado, que perpetró después de la muerte del viejo hombre fuerte del país, Lansana Conte. En un primer momento prometió que pondría en marcha un proceso de transición hacia la constitución de un gobierno civil, pero desde entonces ha estado aplazando las elecciones y ha renunciado a entregar el poder.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies