La Cámara de Diputados de Brasil notifica oficialmente al presidente de la denuncia por corrupción pasiva en su contra

El presidente de Brasil, Michel Temer, en el Palacio de Planalto
REUTERS/ UESLEI MARCELINO
Publicado 30/06/2017 1:11:31CET

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario primero de la Cámara de Diputados de Brasil, Fernando Lucio Giacobo, ha comparecido la tarde de este jueves en el Palacio de Planalto para notificar al presidente, Michel Temer, acerca de la denuncia presentada por la Fiscalía ante el Tribunal Supremo de Justicia en su contra por un delito de corrupción pasiva.

Fuentes judiciales consultadas por la prensa brasileña revelaron que Edson Fachin, el magistrado que se encarga del caso 'Lava Jato' en el Supremo, había decidido enviar la causa contra Temer a la Cámara de Diputados, a pesar de que en un principio había indicado que no lo haría hasta que la defensa hiciera su alegato, para lo que dio 15 días.

Giacobo ha entregado el documento pasadas las 16.00 horas al subjefe de Asuntos Jurídicos, Gustavo Rocha, asegurando que cumple su papel con "tristeza" por el momento que el país está pasando y que espera que "todo se resuelva lo antes posible", según ha recogido Agencia Brasil.

Una vez recibida la denuncia en el palacio presidencial, Temer queda oficialmente notificado de la acusación por un delito de corrupción pasiva.

Tras la presentación de la denuncia ante el alto tribunal, Temer aseguró que la Fiscalía estaba creando una "trama de novela". "La novela es una ficción", defendió el mandatario el martes en un encendido discurso en el que acusó al procurador general de "reinventar el Código Penal".

El procedimiento pasará ahora a la comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía, que escogerá al relator que se encargará del caso. Será en esta comisión en la que Temer podrá, durante un máximo de diez sesiones, presentar su defensa.

Una vez analizada en la comisión, la denuncia se llevará al pleno de la Cámara, donde tendrá que recibir al menos 342 votos a favor para ser admitida. Si dos tercios de los 513 diputados la aceptaran, el presidente podrá ser juzgado ante el Supremo. En caso contrario, la misma quedará archivada.

La denuncia contra Temer --la primera vez que un presidente de la república es denunciado ante el alto tribunal en el ejercicio de sus funciones-- se basa en la confesión de los propietarios de JBS, la empresa cárnica más grande del mundo, avaladas a su vez por unas grabaciones en las que Temer sugiere a la compañía brasileña que continúe con los pagos al expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha para que mantenga su "silencio".

El Código Penal brasileño define el delito de corrupción pasiva como el acto de "solicitar o recibir, para sí mismo o para otra persona, de forma directa o indirecta, incluso sin asumir el cargo público o antes de hacerlo, pero en razón de él, una ventaja indebida" o "aceptar la promesa de tal ventaja".

Este delito puede ser sancionado con penas de entre dos y doce años de prisión. Temer, que ha puesto en duda la validez de la grabación de JBS, ha insistido en que los tribunales no pueden aceptar este documento como prueba. "Fui denunciado por corrupción masiva sin haber recibido nunca ningún valor, sin ver dinero alguno ni participar en actos para cometer delitos. Al final, ¿dónde están las pruebas?", preguntó.

Temer también está siendo investigado por obstrucción a la Justicia y por participación en organización criminal, delitos para los cuales la Fiscalía todavía no ha presentado ninguna denuncia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies