Camboya advierte de que acudirá a la ONU

Actualizado 07/02/2011 14:27:40 CET

BANGKOK, 7 Feb. (Reuters/EP) -

El primer minsitro de Camboya, Hun Sen, ha advertido este lunes a Tailandia que acudirá al Consejo de Seguridad de la ONU por los enfrentamientos con Tailandia durante el cuarto día consecutivo en los alrededores del templo hindú de Preah Vihear, un área cuya soberanía reclaman ambos países.

Hun Sen pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que convoque una reunión de emergencia, acusando a Tailandia de "repetidos actos de agresión" que habían matado a camboyanos y provocado el derrumbamiento de una de las alas del templo.

En un comunicado desde Phnom Penh, Hun Sen se dirigió directamente a su homólogo tailandés. "Iremos a la ONU tanto si te gusta como si no", declaró, pidiendo que Naciones Unidas despliegue tropas en la zona. "Los enfrentamientos armados amenazan la seguridad regional", añadió.

El primer ministro tailandés, Abhisit Vejjajiva, acusó a Camboya en una carta remitida al Consejo de Seguridad de comenzar una lucha abriendo fuego en un puesto militar tailandés en la localidad de Phat Ma Khua el viernes, y en el mismo lugar el domingo. "Los soldados tailandeses no tuvieron otra opción que ejercer el derecho inherente de defensa propia", declaró Abhisit.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, expresó en un comunicado su "profunda preocupación" y pidió a ambas partes detener los enfrentamientos y encontrar una "solución duradera" a la disputa, un comunicado similar al emitido por Washington durante el fin de semana.

Los combates han continuado pese al alto el fuego declarado el sábado por las autoridades tailandesas, en un intento por frenar la violencia desatada este fin de semana, después de que un tribunal camboyano condenase a penas de hasta ocho años de prisión a dos tailandeses por intromisión ilegal y espionaje.

Desde entonces, al menos cinco personas han muerto en unos enfrentamientos que se producen de forma periódica en esta región, un área montañosa cuya soberanía reclaman ambos países al estar ubicada en la frontera común.

En la localidad de Phum Saron, perteneciente a la región tailandesa de Si Sa Ket y en el que la artillería camboyana destruyó varias casas y un colegio el domingo, los soldados tailandeses se guarnecían en los edificios y dijeron que no estaba claro que hubiese nuevos combates.

El Gobierno tailandés ha informado de que han sido heridos 30 soldados entre sus filas y cuatro civiles. Camboya, por su parte, informó de diez soldados heridos.

POLÍTICA EN TAILANDIA

La disputa amenaza con empeorar las hostilidades entre las diferentes facciones políticas en Tailandia ante las elecciones generales del próximo año.

El jefe de la Policía nacional del país dijo que buscaría el apoyo del Gobierno para aprobar el martes la Ley de Seguridad Interna que de al Ejército poderes para impedir que los manifestantes ocupen edificios gubernamentales en Bangkok ante una protesta convocada para el viernes.

Los nacionalistas 'camisas amarillas', que ayudaron a Abhisit a conseguir el poder, se han puesto en contra del primer ministro en las últimas semanas y le han pedido que tome una postura más dura contra Camboya.

En 2008, ocuparon oficinas estatales durante tres meses y bloquearon el principal aeropuerto de Bangkok hasta que un tribunal expulsó del poder al ex primer ministro Thaksin Shinawatra, lo que permitió que Abhisit accediese al poder.

El templo, conocido como Preah Vihear, o 'Montaña del Templo Sagrado', en Camboya y Khao Phra Viharn en Tailandia, se asienta en una altiplanicie triangular que forma una frontera natural.

Ambos países llegaron a un punto muerto cuando en julio de 2008 el templo fue declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO, a lo que se opuso Tailandia aludiendo que el territorio que rodea el templo nunca fue demarcado.

Tailandia dominó la parte noroeste de Camboya, incluyendo Preah Vihear, desde finales del siglo XVIII hasta comienzos del siglo XX, cuando los gobernantes de la colonia francesa de Camboya obligaron a Tailandia a volver a sus actuales fronteras.

En 1962, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) determinó que las ruinas, de 900 años de antigüedad, pertenecían a Camboya, pero no se pronunció sobre los 4,6 kilómetros cuadrados que las rodean, dejando abierto el conflicto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies