El principal dirigente de los Jemeres Rojos con vida, Nuon Chea, acusado de crímenes contra la Humanidad

Actualizado 19/09/2007 20:18:21 CET

PHNOM PENH, 19 Sep. (EP/AP) -

Nuon Chea, principal dirigente del régimen de los Jemeres Rojos todavía con vida, fue acusado hoy de crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad por el tribunal especial encargado de juzgar a los antiguos dirigentes de este régimen cuyas políticas provocaron la muerte de 1,7 millones de personas.

Nuon Chea fue arrestado a primera hora de hoy en su residencia en Pailin, en el noroeste de Camboya, y trasladado a Phnom Penh, donde fue puesto bajo la custodia del Tribunal encargado de juzgar el genocidio cometido por los Jemeres Rojos, respaldado por la ONU.

Chea, de 82 años de edad, que niega haber cometido algún delito, fue transportado en helicóptero a la capital mientras su hijo y decenas de personas observaban el arresto en silencio, según los testigos. "Mi padre se siente feliz de arrojar luz sobre el régimen de los Jemeres Rojos para que el mundo y el pueblo entienda" lo ocurrido, declaró Nuon Say, hijo del detenido.

En Phnom Penh, una caravana transportó a Nuon Chea desde un aeropuerto militar en la capital a las oficinas del tribunal, donde se le informó de las acusaciones que pesaban en su contra y se le puso bajo "detención provisional".

Los fiscales del tribunal pidieron que fuesen llevados a juicios cinco ex líderes Jemeres por haber causado la muerte de 1,7 millones de personas mediante ejecuciones y trabajos forzados durante su régimen a mediados de los 70. Cientos de miles de personas murieron debido a enfermedades y a hambrunas. Nuon Chea es el dirigente de más alto rango en comparecer ante el tribunal.

Youk Chhang, director del Centro de Documentación de Camboya, un grupo independiente que investiga los crímenes de los Jemeres Rojos, dijo que "los hechos están en todas partes". "Hay muchas fosas comunes, prisiones, documentos, fotografías que pueden demostrar lo que (Nuon Chea) hizo en esa época", señaló.

Kaing Guek Eav, conocido como 'Duch' y que dirigió la conocida prisión de S-21, fue el primer sospechoso detenido por el tribunal por los cargos de crímenes contra la Humanidad, siendo acusado el mes pasado. Los otros sospechosos no han sido identificados públicamente.

Nuon Chea, considerado la 'mano derecha' de Pol Pot, ha negado toda responsabilidad en la brutalidad del régimen, si bien afirmó en una entrevista concedida a AP el mes pasado que estaba dispuesto a enfrentarse al tribunal.

"Yo era presidente de Asamblea Nacional y no tenía nada que ver con la operación del Gobierno", aseveró. "Algunas veces no sabía lo que estaban haciendo porque estaba en la Asamblea", afirmó entonces.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies