Cameron pedirá al G7 actuar contra la corrupción tras el caso de la FIFA

Publicado 06/06/2015 2:50:26CET

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, David Cameron, tiene previsto instar a los líderes del G7 --que se reúnen este domingo en Alemania-- emprender acciones internacionales contra la corrupción ante el escándalo de sobornos en la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA).

El diario británico 'The Guardian' ha publicado un adelanto de la intervención de Cameron ante los líderes mundiales, que incluye una clara referencia a la corrupción internacional y la necesidad de señalar las instituciones corruptas y actuar de forma global para evitar este tipo de casos.

"Durante la última quincena hemos visto la dura realidad sobre la FIFA. El órgano regulador del fútbol se enfrenta a unas acusaciones espantosas que sugieren que está absolutamente plagado de corrupción. La dimisión de Blatter esta semana supone una oportunidad para limpiar el juego que amamos", afirmará.

Cameron subrayará que el caso de la FIFA supone una oportunidad para "aprender una lección sobre la lucha contra la corrupción". "Como en la FIFA, sabemos que el problema está ahí, pero hay una especie de tabú en señalar con el dedo y expresar preocupaciones", lamenta el mandatario.

El primer ministro considera la corrupción como el principal "enemigo de la democracia y el desarrollo. "En las cumbres internacionales los líderes se reúnen para hablar sobre ayudas, crecimiento económico y cómo mantener segura a la población. Pero no hablamos lo suficiente sobre corrupción", advertirá en Alemania.

"Tenemos que romper el tabú para hablar sobre la corrupción", subrayará Cameron. "La corrupción es el cáncer de muchos de los problemas a los que nos enfrentamos en todo el mundo. No solo amenaza nuestra prosperidad, también debilita nuestra seguridad", afirmará ante los líderes mundiales.

ESCÁNDALO POR SOBORNOS

La FIFA se encuentra bajo el punto de mira desde que la Justicia estadounidense ordenase el arresto de siete miembros de la junta directiva en Zúrich (Suiza), además de pedir su extradición para que sean juzgados por presunta corrupción.

El departamento de Justicia estadounidense informó de que han sido presentadas 47 acusaciones por "organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros". Los acusados, entre los que se encuentran otras ocho personas relacionadas con la FIFA, estarían implicados en la obtención de sobornos por valor de más de 150 millones de dólares.

Como consecuencia, Joseph Blatter ponía punto final a sus 17 años ininterrumpidos de presidencia de la máxima organización mundial del fútbol, tan solo cuatro días después de haber sido reelegido para su quinto mandato.