Los 'camisas rojas' llegan a Bangkok para defender a Yingluck

Actualizado 10/05/2014 8:48:58 CET

MADRID, 10 May. (Reuters/EP) -

   Los simpatizantes del debilitado Gobierno tailandés han llegado este sábado a las afueras de Bangkok asegurando estar dispuestos a proteger a la democracia de lo que consideran un "golpe de Estado", mientras los manifestantes opositores, establecidos en un parque central, planifican lo que denominan su "ofensiva final".

   El Tribunal Constitucional declaró el miércoles a la primera ministra, Yingluck Shinawatra, culpable de abuso de poder y le obligó a dimitir por un nombramiento irregular que realizó su Gobierno en 2011 para favorecer que un pariente suyo llegara a jefe de la Policía.

   Un día después, la Comisión Nacional Anticorrupción imputó a Yingluck por negligencia por su sistema gubernamental de compra de arroz y remitió el caso al Senado para que decida si le inhabilita para ejercer cargos políticos durante cinco años.

   A pesar de estas decisiones, el partido de Yingluck, el Pheu Thai, continúa al frente del Gobierno provisional y esperar organizar las elecciones generales del próximo 20 de julio, en las que podría volver a revalidar su mayoría.

   Cientos de miles de 'camisas rojas', los partidarios de los hermanos Yingluck y Thaksin Shinawatra, se han dirigido a Bangkok para mostrar su rechazo al cese de la mandataria en una manifestación que recorrerá las calles de la capital este domingo.

   "Estamos aquí para demostrar que no estamos de acuerdo con la misión de los manifestantes antigubernamentales de instalar su propio primer ministro no electo", ha advertido uno de los portavoces de las 'camisas rojas', Thanawut Wichaidit, en declaraciones a Reuters.

   "Sólo aceptaremos un primer ministro elegido democráticamente. El objetivo último de los manifestantes opositores es un golpe de estado, uno silencioso o uno realizado por el Ejército. No lo permitiremos", ha subrayado.

   Por su parte, el líder de las protestas antigubernamentales, Suthep Thaugsuban, ha criticado a los 'camisas rojas', a los que ha definido como "marionetas sin cabeza de Thaksin" y ha asegurado que sus acciones son ilegales.

   "Casi podemos saborear la victoria. No nos retiraremos. Estamos casi ahí", ha afirmado. Suthep ha hecho un llamamiento a sus simpatizantes para que tomen las calles de Bangkok en lo que considera una "última batalla" para conseguir expulsar al Gobierno y establecer un "consejo del pueblo" que realice reformas en el país.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies