Canadá asegura que su hospital en Irak no rechazará atender a miembros de Estado Islámico

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Canadá asegura que su hospital en Irak no rechazará atender a miembros de Estado Islámico

Jefe del Ejército de Canadá, Jonathan Vance.
REUTERS
Actualizado 17/11/2016 8:13:23 CET

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Ejército de Canadá, Jonathan Vance, ha asegurado este miércoles que el hospital abierto por el país en los alrededores de la ciudad de Mosul no rechazará atender a miembros del grupo yihadista Estado Islámico.

Canadá prometió en julio abrir el hospital de cara al inicio de la ofensiva de las fuerzas iraquíes contra los yihadistas en la ciudad, que finalmente arrancó el 17 de octubre.

En ese momento, el centro médico aún había abierto sus puertas, si bien ha empezado a operar en los últimos días, según ha informado el diario canadiense 'The Globe and Mail'.

"Nunca negaríamos apoyo médico a ninguna víctima en un campo de batalla", ha sostenido Vance, quien ha agregado que los heridos podrían ser trasladados en helicóptero en caso de que su estado sea muy grave.

Vance ha hecho estas declaraciones un día después de desvelar que las tropas canadienses desplegadas en el país árabe han protagonizado enfrentamientos con Estado Islámico.

"El uso de la fuerza (...) ha sido en defensa", argumentó, recalcando que la misión no ha pasado de tareas de entrenamiento y asistencia a tareas de combate.

El Gobierno de Canadá ha señalado en varias ocasiones que el despliegue de sus fuerzas en Irak tiene como objetivo entrenar y asesorar a las fuerzas de seguridad, y no participar en operaciones contra los yihadistas.

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ordenó el 17 de octubre el inicio de las operaciones para recuperar Mosul. El grupo yihadista controla la ciudad desde verano de 2014 y la ha convertido en la capital iraquí de su proclamado califato.

Con cerca de dos millones de personas antes de que comenzaran los enfrentamientos, la ciudad constituye una zona de vital importancia para los milicianos en Irak. No obstante, el Gobierno teme que el asalto a la urbe provoque un éxodo masivo de civiles.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies