Capriles denuncia un plan del Gobierno para usar a presos en la represión de las protestas opositoras

 

Capriles denuncia un plan del Gobierno para usar a presos en la represión de las protestas opositoras

Contador
Manifestación opositora en Caracas
CARLOS GARCIA RAWLINS/REUTERS
Publicado 05/05/2017 22:41:03CET

CARACAS, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El líder opositor Henrique Capriles ha denunciado este viernes un supuesto plan del Gobierno para usar a presos en la represión de las manifestaciones contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, con el fin de dar un respiro a las fuerzas de seguridad, tras un mes de protestas continuadas en las principales ciudades del país.

Según Capriles, el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, ha comunicado al Palacio de Miraflores el "cansancio" de los uniformados por las incesantes marchas opositoras y ha ideado un plan junto a su colega de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, para remediar el problema.

"Pretenden utilizar a privados de libertad. Uniformarlos y ponerlos al frente de la represión", ha sostenido el gobernador del estado venezolano de Miranda. De acuerdo con Capriles, este plan piloto empezaría por Zulia.

"Esto no se trata de contención del orden público, se trata de que por vía de la armas y la represión se quiere intimidar a un pueblo que pide elecciones", ha vuelto a reprochar el líder de Primero Justicia, informa 'El Nacional'.

Además, ha asegurado que hay un sector de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que comienza a cuestionar la actuación del Gobierno frente a la ola de protestas. Capriles ha contado que un total de 85 militares han sido detenidos por expresar su "descontento".

"Hay un grupo de unos 85 oficiales que han sido detenidos y me informan de que hay más", ha revelado. "Esos 85 funcionarios no están de acuerdo con la actuación de los guardias y los policías (...) y a través de sus familias me han pedido que transmita esta información al país", ha indicado.

CRISIS VENEZOLANA

La tensión política en Venezuela alcanzó un nuevo pico el pasado marzo, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojó de sus poderes a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición desde 2016-- y dejó sin inmunidad parlamentaria a los diputados.

El Gobierno de Nicolás Maduro ordenó dar marcha atrás en ambas decisiones, algo que el TSJ cumplió, pero la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) consideran que se ha producido una "ruptura del orden constitucional" que requiere elecciones anticipadas.

Desde entonces la Mesa de Unidad Democrática (MUD) no ha dejado de convocar manifestaciones multitudinarias que han acabado en duros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Hasta ahora, 37 personas han muerto, incluidos cuatro adolescentes, más de 700 han resultado heridas y más de mil han sido detenidas por los disturbios.

Maduro ha convocado una Asamblea Constituyente por considerar que es la única forma de devolver la paz a Venezuela. La MUD, por su parte, ha denunciado que de esta manera el 'chavismo' pretende consumar el "autogolpe" que comenzó con las polémicas sentencias del TSJ.

La Asamblea Constituyente estará formada por 500 "ciudadanos" que serán elegidos en las próximas semanas "a través del voto universal, directo y secreto", de los cuales la mitad, 250, saldrán de sectores de marcado corte oficialista, según ha detallado Maduro.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies