Caracas advierte a la ONU sobre peligro de las bases estadounidenses en suelo colombiano

 

Caracas advierte a la ONU sobre peligro de las bases estadounidenses en suelo colombiano

Actualizado 25/11/2009 21:28:09 CET

BOGOTÁ, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El representantes permanente de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Jorge Valero, anunció este miércoles que alertará al organismo internacional acerca del peligro que el despliegue de militares estadounidenses en siete bases colombianas representa para la paz y la seguridad en la región.

"Las bases estadounidenses crean una peligrosa realidad geoestratégica conducente a provocar un conflicto continental de grandes magnitudes y convertirán a Colombia en un territorio de ultramar de Estados Unidos", dijo Valero en una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU.

El diplomático desmintió que la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo sea el principal objetivo del acuerdo militar suscrito por Colombia y Estados Unidos, al tiempo que aseguró que se trata de un plan expansionista de Washington para convertir a Bogotá "en un enclave para la dominación política, económica, cultural y militar de todo el continente".

La advertencia venezolana se produce dos semanas después de que Colombia dirigiera una carta a Naciones Unidas para protestar por la orden del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la que instaba a su Ejército a prepararse "para la guerra" contra el país vecino.

En este sentido, el representante venezolano afirmó que, pese a sus diferencias, los países latinoamericanos conviven en paz y recordó que esa tranquilidad sólo fue interrumpida en los últimos años cuando fuerzas militares y policiales de Colombia invadieron el territorio de Ecuador en marzo de 2008.

La protesta de Venezuela será presentada por medio de un documento que Valero entregará al actual presidente del Consejo de Seguridad, el austríaco Thomas Mayr-Harting, donde se explicará el problema que representa el convenio colombo-estadounidense.

El acuerdo, suscrito el pasado 30 de octubre, autoriza la presencia de al menos 800 militares y 600 civiles contratistas estadounidenses, que tendrán inmunidad y no estarán subordinados a las leyes colombianas, en siete bases militares ubicadas en el país sudamericano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies