La Casa Blanca, "muy preocupada" por el posible uso de gas mostaza en Siria

Actualizado 06/11/2015 21:42:21 CET

WASHINGTON, 6 Nov. (Reuters/EP) -

La Casa Blanca ha asegurado que está "muy preocupada" por el posible uso de gas mostaza en los enfrentamientos que se produjeron en verano entre el Estado Islámico y los rebeldes en una ciudad siria, tal y como sostiene la Organización para la Prohibición del Uso de Armas Químicas (OPCW) en un informe.

"Vamos a seguir investigando estas acusaciones muy de cerca y a ser pro activos sobre la amenaza de las armas químicas u otras amenazas similares", ha dicho la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Emily Horne, en un comunicado.

El informe de la OPCW, al que ha tenido acceso Reuters, concluye que "con toda seguridad al menos dos personas estuvieron expuestas a sulfuro de mostaza" en Marea el 21 de agosto. "Es muy probable que los efectos provocaran la muerte de un bebé", añade.

Es la primera confirmación oficial del uso de gas mostaza en Siria desde que el Gobierno de Bashar al Assad accediera en 2013, presionado por Rusia y Estados Unidos, a destruir todas sus armas químicas para garantizar que no las usaría y evitar que cayeran en malas manos.

Precisamente, estas revelaciones "suscitan la cuestión de dónde procede el gas mostaza". "Tanto si el Estado Islámico ha desarrollado la habilidad para hacerlo como si viene de un arsenal no declarado, es algo preocupante", ha dicho una fuente diplomática a Reuters.

Las autoridades kurdas ya denunciaron que el Estado Islámico había usado gas mostaza en un ataque contra los peshmerga en el norte de Irak durante los enfrentamientos de verano y como prueba presentaron muestras de sangre de 35 combatientes.

Un equipo de expertos de la OPCW ha sido enviado a Irak para confirmar estas denuncias y se espera que consigan sus propias pruebas a final de noviembre, de acuerdo con otra fuente diplomática.

Además, la OPCW señala en este documento que no ha podido probar que las fuerzas 'assadistas' fueran atacadas con armas químicas en Jober el 29 de agosto de 2014, tal y como afirmaba el régimen sirio.

El informe, que data del 29 de octubre, se presentará este mes al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y se discutirá el próximo 23 de noviembre en el órgano ejecutivo de la OPCW.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies