La Casa Blanca pide que se mantenga el silencio impuesto a los homosexuales

Actualizado 20/10/2010 22:40:33 CET

NUEVA YORK, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha presentado una petición en un tribunal de apelaciones para que suspenda la resolución judicial que ordena la retirada de la normativa que hasta esta semana impedía a los militares homosexuales que hablasen abiertamente de su tendencia.

La jueza federal del estado de California Virginia A. Phillips declaró inconstitucional el pasado mes de septiembre la política del 'don't ask, don't tell' (no preguntes, no lo cuentes), que fue acordada por el Congreso en 1993 como un compromiso para permitir que los gays y lesbianas pudieran servir en el Ejército, siempre y cuando no revelasen su condición sexual.

El pasado 12 de octubre la jueza ordenó al Pentágono que dejase de aplicar esa política con carácter inmediato y, este martes, rechazó la solicitud del Gobierno de esperar a que concluyera el proceso de apelaciones al que ha recurrido.

Finalmente, la Casa Blanca ha decidido plantear esta solicitud ante un tribunal de apelaciones de San Francisco, según informan los medios estadounidenses.

Washington se muestra partidario del levantamiento de la polémica normativa, pero advierte de las dificultades de su aplicación inmediata. El Departamento de Justicia plantea en su recurso que la retirada de la ley antes de que se resuelvan todas las apelaciones crearía una "gran incertidumbre" sobre la situación de los militares que revelen ahora su condición sexual.

El Departamento sostiene que la aplicación llevará "tiempo y esfuerzo", tanto en términos de adaptación como de orientación.