Casi 900 ataques racistas en los días siguientes a la victoria de Trump

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Casi 900 ataques racistas en los días siguientes a la victoria de Trump

Trump
DONALD TRUMP
Publicado 29/11/2016 21:35:30CET

WASHINGTON, 29 Nov. (Reuters/EP) -

Durante los 10 días siguientes a la victoria en las elecciones de Donald Trump se produjeron casi 900 ataques racistas y de odio en Estados Unidos, de acuerdo con un informe publicado por la ONG norteamericana Southern Poverty Law Center este martes.

El informe, que ha sido presentado por los responsables de la organización no gubernamental en Washington, documenta 867 casos de ataques racistas que van desde asaltos físicos hasta grafitis con mensajes de odio en muros y viviendas privadas. Los casos incluidos en el documento son aquellos que han sido denunciados por las víctimas a la propia ONG o mencionados en los medios de comunicación estadounidenses.

La cantidad de incidentes registrado supone un drástico aumento del número de ataques racistas y de odio que se producen cada día en Estados Unidos, según ha declarado Richard Cohen, el presidente de Southern Poverty Law Center.

"Lo que vemos aquí es algo bastante insólito. La gente está denunciando haber visto esvásticas pintadas en un barrio donde han vivido durante más de 20 años. Nunca nos habíamos encontrado con algo así", ha apuntado Cohen, que lleva trabajando en el estudio de grupos racistas e incidentes de odio durante más de 30 años.

Entre los distintos ataques registrados hay numerosos casos de personas que han recibido amenazas por su color de piel o país de procedencia, a los que han instado a marcharse de Estados Unidos. Por otro lado, centenares de afroamericanos han denunciando ante la ONG que han sido víctimas de vandalismo por parte de hombres blancos que en algún momento del ataque mencionaron al presidente electo.

"DIEZ DÍAS DESPUÉS"

Los ataques mencionados en el informe, titulado "Diez días después", tuvieron lugar durante la semana y media posterior a la victoria de Trump en unas de las elecciones presidenciales más polémicas y ajustadas de la historia de Estados Unidos. El magnate neoyorquino prometió en incontables ocasiones que construiría un muro de cemento en la frontera con México para evitar la entrada de inmigrantes ilegales al país, además de jurar que impediría la entrada a toda la comunidad musulmana a territorio norteamericano.

Desde que ganó los comicios, Trump ha moderado su discurso y ha asegurado que rechaza cualquier tipo de violencia o acoso. También se ha desvinculado por completo de los movimientos de extrema derecha, como el Ku Klux Klan, que han hecho público su apoyo por el presidente electo.

"Nos gustaría ver que el señor Trump se de cuenta de que sus propias palabras pueden fomentar una oleada de ataques de odio como los que estamos viendo ahora. Necesita asumir su responsabilidad y dejar de actuar como si le estuviera pillando por sorpresa", ha subrayado Cohen. "Necesita hablar de forma contundente en rechazo de la intolerancia", ha concluido el director de la ONG.

De acuerdo con los resultados del informe, cerca de un tercio de los incidentes registrados fueron racistas o xenófobos y un quinto del total fueron dirigidos contra personas de la comunidad afromericana. En el resto de incidentes las víctimas eran miembros del colectivo LGTB, musulmanes, judíos y mujeres.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies