Castro advierte a EEUU de que cualquier estrategia que busque "destruir" a la Revolución cubana fracasará

 

Castro advierte a EEUU de que cualquier estrategia que busque "destruir" a la Revolución cubana fracasará

Un cubano fuma un puro ante las banderas de EEUU y Cuba
UESLEI MARCELINO/REUTERS
Publicado 15/07/2017 2:16:23CET

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cuba, Raúl Castro, ha advertido este viernes en su intervención en la Asamblea Nacional de que cualquier estrategia llevada a cabo por Estados Unidos cuyo objetivo sea "destruir a la Revolución" no conseguirá tal fin y "fracasará".

Castro ha hecho referencia así a las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, quien el pasado 16 de junio anunció desde Miami un endurecimiento de la política hacia Cuba para frenar la "opresión comunista", dando marcha atrás en el acercamiento iniciado en 2014 por la Administración de Barack Obama, que sirvió para aliviar la situación económica del pueblo cubano.

"Con efecto inmediato, cancelo la política unilateral de la Administración anterior hacia Cuba", dijo Trump desde el Teatro Manuel Artime de La Pequeña Miami, arropado por el senador Marco Rubio y el congresista Mario Díaz-Balart, ambos en representación del estado de Florida, así como por numerosos miembros de la comunidad cubanoamericana que, aunque dividida, se decanta mayoritariamente por mantener la presión sobre el Gobierno cubano.

Castro ha ratificado la denuncia del Gobierno de Cuba ante estas declaraciones, insistiendo en que suponen un retroceso en las relaciones bilaterales, según ha recogido el diario oficial 'Granma'.

Las decisiones de Trump, según el propio mandatario cubano, desconocen el apoyo de un extenso sector de Estados Unidos al levantamiento del bloqueo a la isla y la normalización de las relaciones y, en sus palabras, sólo satisfacen a un grupo de cubanos ubicados en el sur de Florida.

Así, Castro ha asegurado que La Habana seguirá manteniendo con Washington un diálogo respetuoso, basado en el respeto a la soberanía, y ha subrayado que ambos países pueden convivir mientras se respetan sus diferencias.

"No debe esperarse que Cuba negocie sus principios o acepte condicionamientos de ningún tipo, como no lo hemos hecho nunca. Con independencia de lo que haga o no Estados Unidos, seguiremos avanzando en el camino que hemos escogido", ha señalado.

Trump ha justificado el golpe de timón por el estado de los derechos y las libertades fundamentales en Cuba que, según ha denunciado la disidencia interna en estos casi tres años, no ha hecho más que empeorar a pesar del diálogo entre Washington y La Habana porque Obama ha continuado con las concesiones a las autoridades cubanas sin tener en cuenta el aumento de la represión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies