Cavusoglu afirma que La Haya es "la capital del fascismo"

El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlüt Cavusoglu
VINCENT KESSLER / REUTERS
Publicado 12/03/2017 20:18:58CET

PARÍS, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlüt Cavusoglu, ha afirmado este domingo desde París que La Haya es "la capital del fascismo" en referencia a la expulsión de la ministra de Familia turca del país, Fatma Betül Sayan Kaya, y a la carga policial contra los turcos concentrados ante el Consulado de Róterdam.

Cavusoglu ha realizado estas declaraciones durante un acto con un millar de turcos en Metz, Francia, a pesar de la advertencia del ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, quien había invitado a las autoridades turcas a evitar "excesos y provocaciones".

A pesar de la prohibición de un acto en Róterdam el sábado por motivos de seguridad, las autoridades francesas no han vetado el acto de Metz, programado hace semanas. "En este caso, ante ausencia de amenaza probada para el orden público, no había ninguna razón para prohibir este encuentro", ha apuntado Ayrault.

Sin embargo, no hay unanimidad en la política francesa y por ejemplo el candidato presidencial conservador, François Fillon, cree que el Gobierno francés "debería haber impedido la celebración de la reunión" y acusó al presidente François Hollande de romper la "solidaridad europea descaradamente" al permitir a este acto y para el ultraderechista Frente Nacional es "escandaloso" que se haya permitido el acto de Cavusoglu.

La crisis diplomática entre Turquía y Países Bajos se desencadenó el sábado después de que el Gobierno holandés revocara el permiso para el aterrizaje del avión del ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, porque consideró que su visita amenazaba la seguridad y el orden público.

Más tarde, las autoridades impidieron a la ministra de Familia y Bienestar Social turca, Fatma Betül Sayan Kaya, acceder al Consulado de Róterdam, adonde había llegado por carretera desde Alemania y posteriormente fue escoltada de vuelta a territorio germano. La concentración ante el Consulado de cientos de turcos fue disuelta violentamente por la Policía.

Tanto Cavusoglu como Kaya pretendían reunirse con representantes de la numerosa comunidad turca de Países Bajos, muchos de los cuales tienen doble nacionalidad, para recabar su apoyo a las enmiendas constitucionales que se someterán al referéndum en Turquía el 16 de abril.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó al Gobierno neerlandés de actuar con "remanentes nazis y fascistas", pero el primer ministro holandés, Mark Rutte, ha respondido que se trata de afirmaciones "locas" y "fuera de lugar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies