El CCG acusa a los huthis de intentar dar un golpe de Estado y expresa su respaldo a Hadi

Publicado 22/01/2015 4:12:54CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los países miembro del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) han acusado este miércoles a la milicia chií huthi de intentar dar un golpe de Estado en Yemen y han expresado su respaldo al presidente del país, Abd Rabbu Mansur Hadi.

"Los estados del CCG consideran lo ocurrido el martes en Saná como un golpe contra la legitimidad y piden a los huthis que se retiren del palacio presidencial, de las viviendas del presidente y el primer ministro, que retiren las barricadas que dirigen a estos lugares y que nacionalicen la seguridad de la capital", han indicado.

Así, el bloque regional ha mostrado su apoyo "a la legitimidad constitucional en Yemen, representada por Hadi" y ha rechazado "todas las medidas tomadas para imponer un 'status quo' por la fuerza", según ha informado la agencia estatal kuwaití de noticias, KUNA.

El CCG --integrado por Arabia Saudí, Kuwait, Omán, Bahréin, Qatar y Emiratos Árabes Unidos (EAU)-- ha advertido además que "tomará todas las medidas necesarias para proteger la seguridad, la estabilidad y sus intereses vitales en Yemen".

Por último, ha solicitado a los huthis que "pongan fin al uso de la fuerza" y que "se retiren de todas las regiones que han capturado, entreguen las armas que han arrebatado al Ejército y las fuerzas de seguridad, y participen en el proceso político".

Arabia Saudí, una de las potencias regionales y el país con más peso del CCG, se ha opuesto tradicionalmente a los huthis por sus diferencias a nivel político, religioso y estratégico, y se ha posicionado de parte del Gobierno central.

NUEVO ACUERDO CON LOS HUTHIS

Hadi ha llegado este miércoles a un acuerdo con los huthis para recuperar la estabilidad en el país, después de dos días de incertidumbre en los que el Gobierno llegó a denunciar que los rebeldes chiíes habían dado un golpe de Estado.

A través de un comunicado, Hadi ha anunciado que los huthis han accedido a retirarse de los palacios Republicano y Presidencial, sede de la oficina del primer ministro y del presidente, respectivamente, que habían ocupado en las últimas 48 horas.

Como gesto de buena voluntad, los rebeldes chiíes han accedido a liberar inmediatamente al jefe de Gabinete de Hadi y secretario del Diálogo de Nacional, Ahmed bin Mubarak, que fue secuestrado el 17 de enero, según ha informado en Twitter la oficina de Yemen en Washington.

Por su parte, Hadi se ha comprometido a elaborar un nuevo borrador de la Constitución para enmendar el anterior que, según una copia difundida la semana pasada, hace un reparto territorial para reducir la influencia de los huthis en el norte y de los separatistas del sur.

Además, el presidente ha reconocido el derecho de los huthis y de Al Herak a estar representados correctamente en las instituciones estatales y, en consecuencia, ha anunciado un aumento del número del Consejo de la Shura (cámara baja) para darles cabida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies