Los CCL cifran en 350 el número de muertos en Jedeidet al Fadel y acusan a fuerzas gubernamentales de la masacre

Actualizado 23/04/2013 9:08:57 CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los Comités de Coordinación Locales (CCL), uno de los grupos opositores más influyentes en el interior de Siria, han cifrado este lunes en 350 el número de muertos en Jedeidet al Fadel, ubicado en los alrededores de Damasco, y han acusado a las fuerzas gubernamentales de la masacre.

"Esta masacre fue precedida, hace apenas tres días, de la muerte de otras cien personas, lo que eleva el número verificado de mártires durante los últimos seis días hasta los 450 en la localidad. El número total de mártires en la ciudad en los dos años de revolución ha alcanzado los 721", han dicho a través de un comunicado.

Los CCL han apuntado que "pese a la retirada del Ejército Libre Sirio (ELS) de la zona para salvar vidas civiles tras sus enfrentamientos con el Ejército, el régimen movilizó a gran parte de la Cuarta División, la Guardia Republicana, a miembros del partido-milicia libanés Hezbolá y de la 'sabiha' --milicia progubernamental-- desde las barracas de Somarieh para entrar en la ciudad y atacar a los civiles".

"Muchas de las víctimas son mujeres, niños y ancianos. Algunas víctimas fueron masacradas, otras recibieron disparos. Los cadáveres fueron incendiados cerca de las posiciones controladas por el 100º Regimiento", han añadido.

Asimismo, han agregado que "las fuerzas del régimen lanzaron también una masiva campaña de arrestos que afectó a un gran número de personas que estaban intentando enterrar a los mártires de la masacre". "La campaña sigue en marcha en la región en el marco del bloqueo informativo", han manifestado.

Los CCL han expresado sus "más profundas condolencias" a las familias de los fallecidos y han hecho responsable "al régimen sirio" de los "crímenes brutales cometidos contra civiles desarmados". Igualmente, han pedido al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que envíe estos crímenes ante el Tribunal Penal Internacional (TPI), al ser crímenes de guerra.

"Solicitamos a la comunidad internacional y a sus instituciones que asuman sus responsabilidades legales y éticas mientras el régimen sigue cometiendo crímenes contra la Humanidad, y que tomen medidas serias para poner fin a estas masacres", han puntualizado.

Por último, la formación ha pedido "a todas las fuerzas de la resistencia", y especialmente al ELS, "que mejoren su coordinación y cooperación para aumentar el éxito de las operaciones militares contra las fuerzas del régimen".

De momento, los medios estatales no han dado ningún balance de muertos, aunque sí han confirmado la participación del Ejército en los combates de Jedeidet al Fadel, en los cuales ha habido un número indeterminado de muertos y heridos y que ha permitido liberar al suburbio de los "grupos terroristas criminales".

A pesar de que la localidad se encuentra a pocos kilómetros de Damasco, ningún periodista o miembro de ONG ha logrado entrar al lugar debido a las restricciones impuestas por el Gobierno, por lo que la cifra de víctimas no ha podido ser verificada de forma independiente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies