La CDU pide rapidez en la negociación con el SPD para formar Gobierno

Martin Schulz y Angela Merkel en el Bundestag
SILAS STEIN/DPA
Publicado 23/01/2018 14:19:34CET

BERLÍN, 23 Ene. (DPA/EP) -

El presidente de la fracción parlamentaria conservadora, Volker Kauder, ha insistido en la importancia de llevar a cabo con rapidez las negociaciones con los socialdemócratas para formar un Gobierno de coalición en Alemania, en unas declaraciones publicadas este martes por el grupo mediático alemán Funke.

En principio es correcto que la minuciosidad prime sobre la velocidad, pero la velocidad también cuenta, ha sostenido, consciente de que ya han pasado casi cuatro meses desde las elecciones del 24 de septiembre, en las que la canciller alemana, Angela Merkel, no obtuvo mayoría, por lo que necesita un socio de Gobierno, algo que intentó sin éxito en un primer momento con los liberales y ecologistas.

"Los ciudadanos están cansados de la espera. Cada día que pasa sin un nuevo Gobierno no aumenta precisamente la confianza en los partidos y en la democracia", ha subrayado el político de la Unión Cristiano Demócrata (CDU). "Eso es algo que también debe tenerse en cuenta", ha afirmado.

Asimismo, Kauder ha rechazado que Merkel esté debilitada después de casi cuatro meses sin lograr formar una alianza de Gobierno. "La canciller posee una autoridad inquebrantable", ha defendido. "Y si escucho lo que se dice dentro del partido, está completamente claro:Ciertamente, Angela Merkel debe liderar el nuevo Gobierno", ha agregado.

Respecto de las exigencias del Partido Socialdemócrata (SPD) de modificar algunos puntos del preacuerdo alcanzado en los primeros contactos entre los partidos para reeditar la gran coalición, Kauder se ha mostrado en contra. "El preacuerdo es la base para una alianza", ha aseverado. "Lo que está acordado, ya está acordado", ha incidido.

SCHULZ, BAJO PRESIÓN

El líder del SPD, Martin Schulz, se encuentra bajo una gran presión ante la escasa mayoría que obtuvo en la votación del congreso extraordinario del partido el domingo a favor de entablar negociaciones con los conservadores (apenas de un 56,4 por ciento).

La división dentro del partido llevó al SPD a reclamar especialmente volver a hablar sobre temas como el trato discrecional entre el seguro privado y el público de salud, al que quiere poner fin. También busca la abolición de los contratos temporales sin causa y renegociar la reagrupación de las familias de los refugiados.

La cúpula del partido incorporó en el último momento estas tres demandas en la moción general que sometió a votación el domingo en el congreso extraordinario para tender un puente hacia los más escépticos.

El objetivo de los conservadores es terminar las negociaciones a mediados de febrero y contar con un Gobierno antes de Semana Santa, a finales de marzo. Sin embargo, el acuerdo final de coalición deberá ser sometido antes al voto de los más de 440.000 militantes del SPD como ya sucediera en la anterior gran coalición hace cuatro años.