La CEDEAO pide a los soldados amotinados en Costa de Marfil que pongan fin a sus protestas

 

La CEDEAO pide a los soldados amotinados en Costa de Marfil que pongan fin a sus protestas

La presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf
THOMAS MUKOYA/REUTERS
Publicado 16/05/2017 5:15:39CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), la liberiana Ellen Johnson Sirleaf, ha condenado este lunes los actos de violencia cometidos por los soldados amotinados en Costa de Marfil, pidiendo que pongan fin a sus protestas.

En su comunicado, recogido por el diario liberiano 'The New Dawn', Sirleaf ha reclamado a los amotinados que retiren las barricadas, vuelvan a sus cuarteles y retomen las negociaciones de forma pacífica.

Asimismo, ha reiterado el compromiso de los países miembro de la CEDEAO con el mantenimiento de la paz y la estabilidad en el bloque regional, resaltando que es "indispensable" para "lograr las aspiraciones de desarrollo de los ciudadanos".

A última hora de este mismo lunes, el Gobierno de Costa de Marfil ha anunciado un acuerdo con los amotinados para que vuelvan a someterse a su disciplina, pero los propios amotinados lo han desmentido de inmediato.

El ministro de Defensa, Alain-Richard Donwahi, ha anunciado el acuerdo a través de una comparecencia en la televisión pública, pero enseguida dos portavoces de los amotinados han negado que exista tal acuerdo.

"Nos han propuesto cinco millones de francos centroafricanos (cerca de 7.600 euros) que serían abonados mañana, pero queremos siete millones (unos 10.670 euros) que se paguen de una sola vez y de inmediato", ha explicado un portavoz de los amotinados, el sargento Seydou Koné, en declaraciones a la agencia británica de noticias Reuters.

Los portavoces aseguran que representan a 8.400 militares que se han sumado al motín, iniciado hace ya cuatro días y que ha provocado enfrentamientos entre los amotinados y las tropas enviadas para sofocar el motín.

El viernes, un portavoz de los amotinados aseguró que pondrían fin a sus demandas para el pago de los suplementos, tras un acuerdo con el presidente del país, Alassane Ouattara, si bien parte de los militares rechazaron el pacto negociado, lo que hizo temer nuevos motines, que estallaron el sábado.

Cientos de soldados, principalmente antiguos rebeldes que combatieron en apoyo a Ouattara en la crisis postelectoral tras su victoria electoral en 2011 después de que el entonces mandatario, Laurent Gbagbo se negara a aceptar su derrota, se hicieron en enero con el control de Bouaké, la segunda ciudad más importante del país.

El motín se extendió rápidamente a otras ciudades del país, obligando al Gobierno a ceder a algunas de sus demandas, algunas de ellas de carácter económico.

En el plano económico, Ejecutivo y soldados amotinados pactaron el pago de una parte de la suma pendiente --un total de doce millones de francos centroafricanos (casi 18.300 euros)--.

En un primer pago, los militares recibieron algo menos de la mitad, cinco millones de francos centroafricanos, mientras que a partir de entonces, cada mes recibirán un millón adicional (1.500 euros) hasta cumplir la deuda.

Un total de 8.500 soldados se iban a ver afectados por la entrega de esta prima que les fue prometida antes de la breve guerra civil de 2011.

Sin embargo, posteriormente pidió un aplazamiento al pago de otro tramo salarial, argumentando una mala situación económica debido principalmente a la caída de los precios del cacao.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies