Cerca de 10.000 yazidíes murieron o fueron secuestrados por el Estado Islámico en 2014

 

Cerca de 10.000 yazidíes murieron o fueron secuestrados por el Estado Islámico en 2014

Refugiados yazidíes
UMIT BEKTAS / REUTERS
Publicado 09/05/2017 21:47:08CET

LONDRES, 9 May. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Al menos 9.900 yazidíes iraquíes murieron o fueron secuestrados en tan sólo días durante una ofensiva del Estado Islámico en 2014, de acuerdo con el primer estudio realizado con el objetivo de documentar ante un tribunal el número de miembros de la comunidad yazidí que han sido víctimas de un genocidio por parte de los yihadistas.

Alrededor de 3.100 han muerto a manos de milicianos del Estado Islámico --la mayoría tiroteados, degollados o quemados vivos-- y más de 6.800 han sido raptados por los yihadistas para servir como esclavos sexuales o soldados, de acuerdo con el informe publicado este martes en la revista científica 'PLoS Medicine'.

En agosto de 2014, los milicianos del Estado Islámico lanzaron una ofensiva militar contra el corazón de la comunidad yazidí en Sinjar, en el norte de Irak, donde vivían alrededor de 400.000 yazidíes.

"Hasta ahora, no ha habido ningún tipo de claridad sobre el número de yazidíes que han muerto o han sido capturados por el Estado Islámico durante el ataque contra el Monte Sinjar", ha explicado la investigadora jefe, Valeria Cetorelli, una demógrafa de la Universidad John Hopkins de Londres.

"Lo que queríamos hacer, para anticiparnos a un posible juicio, es proporcionar las mejores estimaciones en cifras del número de personas afectadas", ha añadido.

Miles de hombres capturados fueron asesinados en lo que una comisión de Naciones Unidas llegó a calificar de genocidio contra la comunidad yazidí, un grupo religioso cuyas creencias combinan varios elementos de las distintas religiones antiguas presentes en Oriente Próximo hace siglos. El Estado Islámico les considera adoradores del diablo y herejes.

De acuerdo con numerosos expertos legales, recoger pruebas sobre los ataques es crucial para que los miembros del Estado Islámico puedan ser sometido a un juicio por posible genocidio contra los yazidíes. La abogada especializada en Derechos Humanos Amal Clooney aseguró el pasado mes de junio que pretendía acusar al grupo yihadista a través del Tribunal Penal Internacional por sus crímenes contra la comunidad yazidí.

Los investigadores de Naciones Unidas estiman que más de 5.000 yazidíes han sido asesinados por los milicianos y que alrededor de 7.000 mujeres y niñas de esta comunidad han sido utilizadas como esclavas sexuales.

Cetorelli ha contado que pasó tres meses en 2015 haciendo entrevistas a más de 1.300 yazidíes supervivientes del ataque del Estado Islámico que ahora viven en campos para desplazados en el norte de Irak. De acuerdo con sus resultados, al menos un 2,5 por ciento de esta minoría ha muerto o se encuentra en manos de los yihadistas.

"Nuestros resultados son muy consistentes con otras pruebas, como lo que se está encontrando en varios fosas comunes o lo que nos cuentan los supervivientes", ha explicado. "Todo esto junto puede realmente ayudar a fundamentar una investigación formal sobre el genocidio tanto por parte del Tribunal Penal Internacional como cualquier otra entidad judicial", ha añadido Cetorelli.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies