Cerca de mil mujeres se manifiestan en Manila para pedir la dimisión del presidente de Filipinas

Rodrigo Duterte
REUTERS - Archivo
Publicado 12/06/2018 20:02:18CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de un millar de mujeres se han manifestado este martes en la capital de Filipinas, Manila, para reclamar la dimisión del presidente del país, Rodrigo Duterte, por el polémico beso en los labios que dio a una mujer durante un acto público en Seúl.

La protesta ha tenido lugar en la plaza Bonifacio --anteriormente conocida como plaza Lawton-- y ha estado encabezada por miembros del Movimiento #BabaeAko (Soy una mujer), lanzado para protestar contra los comentarios machistas del mandatario, según la cadena CNN Philippines.

Duterte afirmó la semana pasada que dimitiría si "todas las mujeres" se lo reclaman en protesta por el polémico beso y defendió que el mismo fue "puro espectáculo" con el que solo pretendía entretener a sus compatriotas.

"Si hay suficientes mujeres... Bueno yo me lo pensaría si todas las mujeres firmaran una petición para que yo dimita, yo renunciaría", manifestó.

Asimismo, el consejero legal de la Presidencia filipina, Salvador Panelo, afirmó que el beso de Duterte muestra su carácter amable y paternalista y ha señalado que la mujer disfrutó ese momento. "Ella lo hizo de forma voluntaria y emocionada. Estaba contentísima", añadió.

Duterte disfruta con su papel similar al de una estrella de rock aclamada por los filipinos y con la admiración que genera entre los filipinos que viven en el extranjero. El mandatario ha dicho que besar a las mujeres ha sido su "estilo" durante los 22 años que ha ejercido como alcalde de la ciudad de Davao.

"Durante la campaña en mis días en la Alcaldía, besaba a todas las mujeres ahí, en los labios", dijo la semana pasada el mandatario filipino, de 73 años de edad. "El problema es que ustedes no me conocen", añadió.

Activistas feministas han criticado su "forma pervertida" de burlarse de las mujeres que le critican por sus comentarios despectivos, algunos de ellos sobre temas sexuales.

Las polémicas declaraciones de Duterte sobre las mujeres incluyen varias bromas sobre violaciones. Sin embargo, sus declaraciones no han pasado factura a su apoyo popular en Filipinas.

Contador